Seguir por email

Entrada destacada

El Libro está dedicado al mejor de los pueblos

Versículos de El Mensaje Reencontrado A Dios no le interesa mucho nuestra situación en este mundo. Considera, más bien, el estado de...

Versículo al azar

El Mensaje Reencontrado

Libro XXVIII

NI REVÉTUEEL BARRO

27. Si nos preguntan qué es el Libro, respondamos: una piedra sobre la cual se apoyan firmemente los creyentes y un manantial del cual extraen agua sin cesar.

27'. 36 opiniones conocidas simultáneamente.
36 oficios aprendidos de una vez.
36 cosas hechas al mismo tiempo.
36 luces vistas de repente.
36 deseos realizados en uno solo.
36 religiones reunidas en una fe.
04 diciembre 2012

Arcana arcanissima, Michael Maier (extractos) Notas comparativas
Yo Saturno, el más alto de los planetas en el firmamento, doy testimonio ante vosotros, Señores, que entre vosotros soy el más inútil y el más vil, que tengo un cuerpo deforme y corruptible, de color negro; que estoy expuesto a las injurias de numerosas aflicciones en este valle de miserias, pero soy, por tanto, al que todos ponéis a prueba. En efecto, no tengo morada permanente, y arrebato conmigo a mi semejante. La causa de mi miseria no es imputable a nadie a no ser al inconstante Mercurio que por su descuido y negligencia ha inflingido este mal.
Él apaga este fuego por medio de su acción moderadora, y de ahí esta alusión: refrescamiento en el calor ardiente.
En tercer lugar, ablanda, es decir, que licúa la dureza de la tierra y disuelve sus partes densas y muy compactas, y del que ha sido escrito: La lluvia del Santo Espíritu licúa.
Aurora Consurgens, Tomás de Aquino (?)

El pecado es lo que engendra en nosotros el hedor de la miseria, del crimen, de la enfermedad, de la decrepitud y de la muerte.
«¿Quién puede vanagloriarse de habitar el estercolero aquí abajo? Y ¿quién puede alardear de haberse purificado de su mal olor?»
El Mensaje Reencontrado XVIII: 9'
Si se le ve pálido y encorvado ciertamente es a causa de su mala digestión. Si lleva una guadaña es porque pone a prueba a todas las personas.
Este mercurio es un agua ardiente que tiene la virtud de disolver todos los mixtos, los minerales, las piedras y todo lo que los otros menstruos o aguas fuertes no sabrían hacer, la guadaña del viejo Saturno viene al punto para significarlo, por lo que se le ha dado el nombre de disolvente universal.
Las fábulas egipcias y griegas,
Dom Antoíne-Joseph Pernety

La guadaña del tiempo separa toda verdad, pero el fuego secreto es lo que la pone en evidencia y la madura.
El Mensaje Reencontrado IV: 59'
Para que le nazca Júpiter con Juno devora y digiere una piedra. ¡Que gran ficción para un tan gran dios, si no hubiera allí algún secreto! Pero que se vea aquí a esa piedra sobre el Helicón donde se la ha dejado como monumento.
La piedra que Saturno devoró creyendo que era su hijo Júpiter fue puesta en el Helicón como recuerdo para los mortales.
Atalanta Fugiens, Michael Maier

¿Cuántos se retiran a la montaña santa a fin de conocer al compañero imperecedero, al amigo indefectible, al Único Señor del cielo que da la vida sin mezcla?
El Mensaje Reencontrado XXIV: 11
Después la castración de Saturno por Júpiter la toman, y no erróneamente, por el alejamiento de esta negrura que se produce por esta jupiteriana blancura sombría o cenicienta que le sigue.
Es un cuerpo puro, imperfecto, compuesto de un Mercurio puro, fijo y volátil, brillante, blanco en el exterior, rojo en el interior. Su Azufre tiene las mismas cualidades. Sólo le falta al estaño ser un poco más cocido y digerido.
Espejo de alquimia, Roger Bacon

¿Quién es el más grande entre los prisioneros de la celda tenebrosa y hedionda? [...]
-¿El que limpia el calabozo o el que lo organiza? [...]
El Mensaje Reencontrado XVIII: 10-10'
No se conocen suficientemente las comodidades inventadas por Saturno ni el por qué se le llama “antorcha de la vida humana”, a menos que la causa sea secreta.
La muerte es también la quiebra de nuestro optimismo respecto a la naturaleza humana, una ogresa que, en resumidas cuentas, devora una por una todas sus producciones.
Ecce Homo, Emmanuel d'Hooghvorst

Toda liberación y perfección se realizan, pues, en el corazón del hombre por el ministerio de la gracia y del amor de Dios, y no brutalmente sobre los cuerpos por la coacción de los individuos.
El fuego de Dios edifica la vida. El de los hombres la consume. No obstante, la suavidad del segundo puede manifestar la virtud del primero.
El Mensaje Reencontrado VIII: 54-54'
Pero ¿por qué razón este sujeto se cubre de tantas fábulas? Pensemos que esto se ha hecho en parte para manifestar una cosa oculta, y en parte para mostrar cual era el poder de Júpiter tal como se cree.

Le ha substituido una piedra, y es esto lo que conviene. Se confía su educación a los sacerdotes que lo ocultan con el ruido de los címbalos. En efecto, si no es unido al bronce filosófico y si no es alimentado con él, por así decirlo, en un solo vaso, todo el trabajo está perdido.
Dios nos ha creado este Bronce, que es la única cosa que tomamos; destruimos su cuerpo crudo y mugriento, extraemos el núcleo bueno que tiene en su interior, nos deshacemos de lo superfluo y preparamos una medicina de lo que no era más que un veneno.
La nueva luz química, El Cosmopolita

¿Dónde está el Amante? ¿Dónde está el Amado? ¿Dónde está el Amén?
-¡En nuestro corazón de piedra, de donde debemos extraerlo y manifestarlo claramente!
El Mensaje Reencontrado XV: 36'
Sus nodrizas son las hijas de Meliseo, o como otros dicen, de las abejas, porque estos insectos volátiles van y vienen ascendiendo y descendiendo alrededor del feto, es decir, del hijo filosófico.

Vence a los Titanes, es decir, las exhalaciones humosas que lanzan puntas.

Aleja a su padre Saturno del poder: tras la negrura llega la blancura jovial. Amputa sus partes viriles: es este famoso azufre del que la negrura y su propia generación proceden.

Apolo ha cantado su victoria vestido con una toga púrpura. Es porque cuando aparece el color púrpura ha llegado la victoria, después de Júpiter.
El magisterio es, dice Espagnet, una minera del fuego celeste. Se ha de observar respecto a esto que Virgilio ha tenido el cuidado de distinguir los astros terrestres de los celestes, a fin de que el lector no los confunda; es por esto que los ha llamado titanes, porque se sabe que los titanes eran hijos de la Tierra. Los astros terrestres son los metales, a los que la química ha dado los nombres de los planetas. Virgilio añade que este fuego es de origen celeste, porque, según Hermes (Tabla de Esmeralda) el Sol es su padre y la Luna su madre. Todos los filósofos herméticos lo dicen como él.
Las fábulas egipcias y griegas,
Dom Antoíne-Joseph Pernety

Los hombres ignorantes desprecian la tierra y el cielo que les han hecho nacer y que los nutren.
Los hombres Sabios se esfuerzan en unir lo que es bajo con lo que es alto para hacer una sola cosa.
El agua sale de la tierra y vuelve a la tierra hasta que se abre la flor blanca y hasta la maduración del fruto púrpura.
El Mensaje Reencontrado II: 60-60'
Juno es tenida por la diosa de las riquezas. Es por lo que Júpiter ha puesto una ligadura de oro en las manos de la diosa y la ha suspendido en alto por los pies. En efecto, puesto que Júpiter y Juno son agente y paciente, fijo y volátil, ésta, vista su volatilidad, es a veces suspendida en el aire, mientras que sube y se adhiere a la parte superior.
La ninfa, ella misma se ha atribuido las porciones acuosas; en cuanto al pavo real, se refiere a los diferentes colores que se suceden, según la proporción de la materia volátil. Pues cuando el todo permanece fijo no hay más que un solo color no cambiante.
Pero cuando dicho vapor no encuentra esta tierra [...] no puede cocerse y se eleva siempre hacia la circunferencia [...] Luego, al entrar en contacto con la lluvia u otra humedad es disuelta de nuevo y arrastrada hacia abajo por una circulación infinita.
Los cinco libros, Nicolas Valois

El arco iris anuncia las bodas del cielo y de la tierra.
El fruto rojo capaz de salvar el mundo.
El Mensaje Reencontrado II: 28' y 29'
Pág. 4/15 Inicio Pág. 6/15