Versículo al azar

El Mensaje Reencontrado

Libro XXVIII

NI REVÉTUEEL BARRO

27. Si nos preguntan qué es el Libro, respondamos: una piedra sobre la cual se apoyan firmemente los creyentes y un manantial del cual extraen agua sin cesar.

27'. 36 opiniones conocidas simultáneamente.
36 oficios aprendidos de una vez.
36 cosas hechas al mismo tiempo.
36 luces vistas de repente.
36 deseos realizados en uno solo.
36 religiones reunidas en una fe.

Seguir por email

Entrada destacada

Tao Te King - 20

XX Cuando se abandona lo aprendido, desaparecen las contrariedades. ¿Qué diferencia hay entre «¡eh!» y «¡oh!» ¿Qué distinción puede hac...

18 junio 2011

El Cosmopolita

(extractos)

También os digo que hay que encontrar una cosa que está oculta, de la que por un maravilloso artificio se extrae de la humedad, que sin violencia y sin ruido disuelve y licua el hielo. Si habéis encontrado esto, tenéis la cosa de la que el Oro ha sido producido por la Naturaleza. Y aunque los metales y todas las cosas del mundo tienen su origen en ésta, no hay nada, sin embargo, que le sean tan afín como el Oro; pues en todas las otras cosas hay alguna impureza; en el oro, al contrario, no hay ninguna, por lo que es como la madre del Oro.
I: 39. Dios por sí mismo produce la Madre, Dios por la Madre engendra al Hijo, el Hijo por la Madre multiplica a Dios.
Así, Dios no tiene comienzo ni fin.

II: 51. El Sabio recoge a la madre y la cobija hasta que el niño aparezca a la luz.

El Mensaje Reencontrado

La Naturaleza tiene una luz propia que nuestra visión no vislumbra, el cuerpo es a nuestros ojos la sombra de la Naturaleza: por ello, cuando alguien es alumbrado con esta bella luz natural, todas las nubes se disipan y desaparecen ante sus ojos; supera todas las dificultades, todas las cosas se le vuelven claras, presentes y manifiestas; y sin ningún impedimento, puede ver el punto de nuestra Magnesia que corresponde a uno y otro centro del Sol y de la Tierra.
III: 39. El ángel y el demonio nos son incomprensibles, pero la naturaleza humana nos ilumina maravillosamente.

IV: 62'. La gloria de Dios es una nube que ilumina y vivifica a quien la alcanza.
¡Oh bendición!

El Mensaje Reencontrado

[…] el fuego purifica todo tipo de impureza. Todo cuerpo compuesto se disuelve mediante el fuego. Y como el agua lava y purifica todas las cosas imperfectas que no son fijas, el fuego también purifica todas las cosas fijas y las lleva a la perfección. Como el agua une al cuerpo disuelto, del mismo modo el fuego separa todos los cuerpos unidos; y todo lo que participa de su naturaleza y propiedad, lo purga muy bien y lo aumenta no en cantidad sino en virtud.
VIII: 61. La acción divina es proporcional a la pureza de la criatura, que se adquiere por la mortificación, es decir, por el agua de la gracia y por el fuego del amor.

X: 49 y 49’. Hay que romper el hueso para extraer la simiente y hay que consumir al hombre para liberar su luz. Allí donde el agua y el fuego no actúan los hombres trabajan en vano.

El Mensaje Reencontrado