Versículo al azar

El Mensaje Reencontrado

Libro XXVIII

NI REVÉTUEEL BARRO

27. Si nos preguntan qué es el Libro, respondamos: una piedra sobre la cual se apoyan firmemente los creyentes y un manantial del cual extraen agua sin cesar.

27'. 36 opiniones conocidas simultáneamente.
36 oficios aprendidos de una vez.
36 cosas hechas al mismo tiempo.
36 luces vistas de repente.
36 deseos realizados en uno solo.
36 religiones reunidas en una fe.

Seguir por email

Entrada destacada

Tao Te King - 20

XX Cuando se abandona lo aprendido, desaparecen las contrariedades. ¿Qué diferencia hay entre «¡eh!» y «¡oh!» ¿Qué distinción puede hac...

Páginas vistas

06 octubre 2012

Las entradas sobre este libro no serían posibles sin el extraordinario trabajo realizado por Josep Romero en su blog Humana Divinitas . Desde aquí le agradezco el esfuerzo y la dedicación a tantas horas de traducción del libro Arcana arcanissima de Michael Maier.
Arcana arcanissima, Michael Maier (extractos)

Notas comparativas
En efecto, en el arte y en la naturaleza nada se hace sin número, peso y medida.
Aquí nos representa el Pintor, con particular gracia, a nuestra Madre la Naturaleza, repartiendo la medida y peso, a unos niños, que significan las pasiones humanas, diciendoles, que si en el obrar observan su peso y medida, serán la principal causa instrumental de la Virtud.
Teatro moral de la vida humana,
Otto Vaenius

Él reúne los contrarios con peso y medida, ya que hace falta mucho cielo para mezclarlo con un poco de tierra.
El Mensaje Reencontrado VI: 53'
El mismo Mercurio es intérprete y traductor de todas las cosas, llamado Hermes por los griegos, y Osiris utiliza constantemente sus consejos. Y es que sin Mercurio nada se hace.
Nuestro Mercurio es nuestra vía, y sin él no se hará nada.

Nuestros buenos pensamientos, nuestras buenas palabras y nuestras buenas acciones son lo que nos salva de la mezcla infame y de la muerte putrefacta; pero, por encima de todo, es el amor de Dios lo que nos ilumina y purifica del veneno antiguo.
El Mensaje Reencontrado XVII: 62'

Allí se va primero a los negros de Etiopía, después al mar Rojo. Estos colores intervienen necesariamente al principio y al final. En el principio hay el negro que pasa al blanco mediante los colores intermedios y después al rojo.
Vuelve blanco todo lo que es negro, y rojo todo lo que es blanco, ya que el agua blanquea y el fuego ilumina.
Aurora Consurgens, Tomás de Aquino (?)

Ahora, el Libro también es dado a los pueblos amarillos que lo reciben en sus corazones, y los rojos oirán hablar de él a fin de que el ciclo sea realizado. Pues los negros serán guardianes de la luz que los blancos han manifestado en el mundo.
El Mensaje Reencontrado XXXVI: 81
Si el Nilo no pudiera ser retenido en sus límites sino que al contrario se desbordara mucho sobre los campos, ello ocasionaría un gran daño. Es por lo que era preciso que Prometeo mediante un cálculo previsor y Hércules por su trabajo (es decir, el artista por su genio y sus manos) se fortalecieran. Se encuentran allí nueve Musas y su hermano Apolo, es decir, nueve águilas y una parte de la tierra negra, como así lo explican otros. Están los sátiros que saltan y los coros de mujeres para conducir la danza circular: evidentemente son las ninfas y las linfas que suben y descienden. La semilla ha sido echada en su campo y es Triptólemo que está encargado de ello. Así mismo hay allí la viña plantada y llena de copiosos racimos.
En efecto, que el fuego encendido en el vaso no sea muy excitado por Vulcano al principio, de lo contrario, como el fuego del infierno, consumirá todo el cuerpo de Osiris a fin de que su madre no pueda devolverlo a la vida jamás.
La Obra es semejante a la creación del hombre. En la infancia se le nutre con alimentos ligeros después, cuando sus huesos se han fortalecido, el alimento es más fortificante; del mismo modo, nuestro Magisterio es sometido primeramente a un fuego ligero con el cual hay que obrar siempre durante la cocción. Pero aunque hablemos sin cesar de fuego moderado, no obstante, queremos decir implícitamente que en el régimen de la Obra hay que aumentarlo poco a poco y por grados hasta el fin.
Espejo de alquimia, Roger Bacon


El hombre inteligente e instruido usa con prudencia el fuego y el agua necesarios para la vida.
El Mensaje Reencontrado VI: 53
El miembro sexual de Osiris es esta hez negra e inútil por la cual toma su crecimiento al principio, pero que tras la solución debe ser separada del resto del cuerpo que está limpio y puro.
Por este medio tu poseerás la gloria de todo el mundo, y la oscuridad se alejará de ti.
La Tabla de Esmeralda, Hermes Trismegisto

Al segundo trago, todo el cuerpo de su belleza resplandece de la dulce luz de Dios y sus harapos yacen consumidos a sus pies.
El Mensaje Reencontrado XXX: 13
Yo soy como trigo sembrado en una tierra pura que, tras nacer, crece y se multiplica y lleva su fruto al sembrador.
El misterio de la muerte y resurrección se dio hace dos mil años, pero siempre será el decimocuarto día de la luna del equinoccio de primavera, sea viernes, lunes o martes. Ésta es la noche en la que los israelitas salieron de Egipto, después del paso del ángel del Señor. Esta misteriosa noche es, según lo buenos astrólogos, el momento del año en el que las fuerzas celestes se manifiestan en todo su esplendor. El sol entra en Aries y el rocío, auxiliado por la luna llena, derrama sobre el mundo la abundancia celeste. El invierno se termina y desde el fondo de la tierra germinan las semillas. La luz de vida aparece y el dios vivo resucita de entre los muertos.
El Buscador del Orden, Raimon Arola

La ciencia divina utiliza las leyes naturales como medio.
Lo transforma todo y no mata nada.
Consolida el esperma y multiplica el germen.
Manifiesta la vida sirviéndose de la muerte.
El Mensaje Reencontrado I: 59
Mercurio es tomado por el todo e Isis y Osiris por las partes. Aunque se les pueda decir tres, sin embargo son dos, y en realidad uno, pues el uno toma nacimiento del otro. Se considera a Isis la inventora de las producciones porque ella ha enseñado a poner la simiente del mundo en su propia tierra y a propagarla, lo que es todo un arte, no este arte rústico, muy conocido, sino más bien el arte filosófico y muy secreto.

En cuanto al relato que se añade a este mito, o sea que Tifón echó al río el miembro viril de Osiris, que Isis no pudo encontrarlo, pero confeccionó y adornó una imitación, que ordenó se le adorase y llevase entre pompas, tiene por objeto enseñarnos que la potencia fecundante y reproductora de Dios encontró su primer elemento en la humedad, y que a través de lo húmedo se comunicó a todo aquello que por naturaleza es capaz de engendrar.
Isis y Osiris, Plutarco

La agricultura es, sin duda, el conocimiento más útil a la humanidad; sin embargo, muchos la ignoran y casi todos la desprecian. «¡Extraña ceguera!»
El Mensaje Reencontrado XVI: 7


Pág. 2/15