Seguir por email

Entrada destacada

El Libro está dedicado al mejor de los pueblos

Versículos de El Mensaje Reencontrado A Dios no le interesa mucho nuestra situación en este mundo. Considera, más bien, el estado de...

Versículo al azar

El Mensaje Reencontrado

Libro XXVIII

NI REVÉTUEEL BARRO

27. Si nos preguntan qué es el Libro, respondamos: una piedra sobre la cual se apoyan firmemente los creyentes y un manantial del cual extraen agua sin cesar.

27'. 36 opiniones conocidas simultáneamente.
36 oficios aprendidos de una vez.
36 cosas hechas al mismo tiempo.
36 luces vistas de repente.
36 deseos realizados en uno solo.
36 religiones reunidas en una fe.
19 agosto 2012







Extractos de 'El Apocalipsis de Hermes' de Paracelso Notas comparativas
No existe, no ha existido jamás, nunca existirá nada que pueda permitir una exploración más profunda de la naturaleza.
Dejadme conocer vuestra eterna sabiduría. Ella es quien rodea vuestro trono, quien ha creado y hecho, quien conduce y conserva todo. Dignaos enviármela del cielo de vuestro santuario y del trono de vuestra gloria, para que esté y trabaje en mí, pues es ella la dueña de todas las artes celestes y ocultas, quien posee la ciencia y la inteligencia de todas las cosas.
Plegaria de Nicolás Flamel en el libro de Raimon Arola La cábala y la alquimia en la tradición espiritual de occidente

Dios abre los ojos a quien le place, sin la ayuda de ningún sabio.
El Espíritu opera ante todos. Pocos lo ven. Sólo uno lo capta y lo fija.
El Mensaje Reencontrado II: 56-56'
[...] tú que has encerrado en la fuerza y la potencia de este espíritu único todo lo que posee el conjunto de todos los cuerpos...
Es la fuerza fuerte de toda fuerza.
La Tabla Esmeralda, Hermes Trismegisto

¿Qué hay más ligero que la luz del sol?
Sin embargo, ella es quien da peso a todas las cosas del mundo.
El Mensaje Reencontrado X: 3'
[...] la potencia de tu espíritu mejora las cosas destructibles de la naturaleza...
Cuán preciosa pues, y cuán gran cosa es este agua; pues sin ella nunca podría hacerse o perfeccionarse la obra.
El Libro secreto, Artefio

La que nos libera de toda oscuridad.
El que perfecciona toda pureza.
El Mensaje Reencontrado III: 49'
[...] tu pureza que, en su plena potencia, alberga toda alegría y toda riqueza, toda la fecundidad de la vida, arte de todas las artes, tú que otorgas la alegría temporal a aquellos que te conocen...
Lo que en un principio nos parece como un cáliz de sufrimiento termina convirtiéndose en el vino de la inmortalidad. Y a esto se le llama placer puro: es la dicha que resurge cuando se obtiene la visión clara del Espíritu.

La palabra de Dios engendra la alegría y su posesión proporciona la felicidad.
El Mensaje Reencontrado X: 39
[...] tú que confortas la naturaleza, renuevas el corazón y los miembros, mantienes a la juventud en la flor de la vida, expulsas la vejez y destruyes la debilidad, mantienes la belleza en su estadio más amable, contienes el bien en profusión y no cesas de dar todo lo que agrada al hombre...
La salud y la longevidad están a su derecha, la gloria y las infinitas riquezas están a su izquierda. Sus vías son bellas operaciones, loables y no despreciables; estas no se hacen con precipitación ni con prisa sino con paciencia y atención durante un largo trabajo; es el árbol de vida para los que la poseen; ¡dichosos son los que la tienen en su poder!
Dom Antoíne-Joseph Pernety


La miseria, la enfermedad, la vejez, la duda y la muerte tendrían que precipitarnos en los brazos del que nos propone la riqueza, la salud, la juventud, el conocimiento y la vida.
Pocos hombres detestan verdaderamente el mal que hay en la muerte y muy pocos buscan el bien que está con la vida.
El Mensaje Reencontrado VIII: 57-57'
[...] como lo dice Morien, él «les ha saciado con rocas y miel»! Quien lo tiene posee todo y no tiene necesidad de ningún apoyo exterior.
Aquel que por tanto conozca esta sal del sol y de la luna, y su generación y preparación, y sepa después cómo mezclarla, y hacerla homogénea con otros cuerpos imperfectos, él en verdad conoce uno de los más grandes secretos de la naturaleza, y la única vía que conduce a la perfección.
El Libro secreto, Artefio


Quien adora al Señor de vida es alimentado por el Señor de vida, es una maravilla que le es natural, pero pocos lo comprenden aquí abajo.
El Mensaje Reencontrado XXXVIII: 22
En efecto, aquellos que revelan y que descubren a los indignos el misterio de esta cosa quebrantan el sello celeste, la revelación del misterio es una ofensa para la entera Majestad divina, las desgracias les abruman y el castigo de Dios es inminente.
Así como el cuerpo humano está cubierto por vestiduras, igualmente la naturaleza humana está cubierta por el cuerpo del hombre; a esta naturaleza Dios se ha reservado el hecho de cubrirla y descubrirla según le plazca.
Extractos del Cosmopolita seleccionados por Louis Cattiaux

Sólo hay una meta verdadera para el hombre aquí abajo: salir de la muerte con la ayuda de Dios, como hizo el bello Señor de resurrección. Pero el secreto de Dios le pertenece en propiedad y lo comunica a quien quiere sin que nadie pueda violentarlo.
El Mensaje Reencontrado XXXIV: 60'
Este espíritu es una divinidad única, un ministerio sagrado, divino y maravilloso, que encierra el mundo por entero. Este último está en él, y en él y en un instante encuentra su verdad, este espíritu, en efecto, domina verdaderamente a los elementos y la quintaesencia.
El conocimiento original comporta una inmensa tentación para el hombre mortal.
Sólo es revelado a los corazones puros, humildes y fieles.
Dios es como un tesoro soterrado que pisoteamos y como un secreto oculto en la lluvia que cae sobre nuestras cabezas.

Los miles y miles de universos que nos sumergen son como la millonésima parte de una gota de sangre divina.
El más ínfimo átomo encierra mundos inconcebibles. Así, el Universo está en Dios, y Dios está en el Universo.

Así, el hombre domina el alimento terrestre y lo transforma en él. Pero es dominado por el alimento celeste que lo transforma en Dios.
El Mensaje Reencontrado IV: 60, V: 21-21' y XXXVI: 26
Pág. 1/2