Versículo al azar

El Mensaje Reencontrado

Libro XXVIII

NI REVÉTUEEL BARRO

27. Si nos preguntan qué es el Libro, respondamos: una piedra sobre la cual se apoyan firmemente los creyentes y un manantial del cual extraen agua sin cesar.

27'. 36 opiniones conocidas simultáneamente.
36 oficios aprendidos de una vez.
36 cosas hechas al mismo tiempo.
36 luces vistas de repente.
36 deseos realizados en uno solo.
36 religiones reunidas en una fe.

Seguir por email

Entrada destacada

Tao Te King - 20

XX Cuando se abandona lo aprendido, desaparecen las contrariedades. ¿Qué diferencia hay entre «¡eh!» y «¡oh!» ¿Qué distinción puede hac...

11 marzo 2012

(extractos de Los cinco libros de Nicolas Valois) Notas comparativas
Si por mis enseñanzas te han sido abiertos los ojos, no dudes en estudiar esta práctica, pues ella sabrá desembrollar lo que la obra requiere, a menos que seas más sabio que mis exhortaciones.
El Sabio desliga el mundo suavemente, separa y une una sola cosa conforme a la naturaleza.
El Mensaje Reencontrado X: 45

Separa la Tierra del Fuego, lo sutil de lo espeso, dulcemente y con gran cuidado.
Tabla de esmeralda, Hermes Trismegisto
Por ello deberás, por encima de todo, tener los ojos fijados en esta materia noble en la cual se encuentra lo que buscamos, pero hay que despojarla por medio de un régimen muy lento y suave, sin que su húmedo radical quede perjudicado, pues hay que huir de la prisa.
Sus vías son bellas operaciones, loables y no despreciables; estas no se hacen con precipitación ni con prisa sino con paciencia y atención durante un largo trabajo; es el árbol de vida para los que la poseen; ¡dichosos son los que la tienen en su poder!
Las fábulas egipcias y griegas,
Dom Antoíne-Joseph Pernety

La voluntad divina no es violenta y su perfección jamás se apresura.
El Mensaje Reencontrado V: 73
Entonces, tendrá que producirse la putrefacción de toda la materia en su conjunto; luego, tomará el color verde del lagarto, que progresivamente se convertirá en un color tostado, y después negro, lo que con frecuencia observarás por las ventanas, elevando el hemisferio superior del vaso de madera tirando del hilo de latón.
He aquí la gran dificultad del Arte, representada con tantas alegorías por los filósofos. Es también su mar, su selva y, en una palabra, toda la Obra, pues por esta putrefacción la materia se convierte y cambia de forma, ya que ningún cambio o mutación de las cosas que hay en el mundo puede realizarse de otro modo que no sea por la putrefacción.
[...] no se efectúa putrefacción sin solución, ni solución sin licor; pero este licor debe ser proporcionado a cada especie, ante todo, de acuerdo con su esencia o su calidad, después, según su cantidad...
Carta Filosófica, El Cosmopolita

Bajo el hedor de la muerte se oculta el perfume de la rosa.
El Mensaje Reencontrado V: 94'

Quien retrocede ante el terror y el hedor de la muerte permanece en las tinieblas de la ignorancia.
El Mensaje Reencontrado X: 48
Dicha obra está compuesta de cuatro partes: solución, congelación, albificación y rubificación, de las que hablaré según la intención de los filósofos y no según la de los ignorantes rurales que toman las silabas por la intención.
Deja de lado la diversidad de palabras, pues todas estas cosas no son más que una sola operación, después de la cual viene la imbibición de la mitad del peso de la materia por su propia agua hasta la blanquición, después, se hace otra imbibición y luego el compuesto llega a la rubificación y éstas son las cuatro partes antes mencionadas.
Vuelve blanco todo lo que es negro, y rojo todo lo que es blanco, ya que el agua blanquea y el fuego ilumina. Pues brilla a la luz como un rubí por su alma que tiñe, adquirida por la virtud del fuego, y de ahí que el fuego sea llamado tintureo.
Aurora Consurgens, Tomás de Aquino (?)

Hay una operación muy secreta y puramente natural que se hace en nuestro Mercurio con nuestro sol, y es a esta operación que deben ser atribuidos todos los signos descritos por los Sabios. Ésta operación no se realiza ni con el fuego ni con las manos, sino solamente con un calor interior; el calor exterior no hace más que expulsar el frío y vencer los síntomas.
Ireneo Filaleteo
Ahora bien, para llegar a esta obra hay que tener en cuenta varias cosas.
Primero: el momento, a pesar de que se puede hacer en cualquier época; pero así como la primavera hace avanzar la obra, el frío del invierno azota el horno y afecta al fuego, que pierde parte de su fuerza, y por ello el ingenio del operador será muy necesario para ayudar al fuego a luchar en contra del frío.
Segundo: el lugar debe ser libre, secreto y apto para poder llevar a cabo todo sin ninguna molestia.
Tercero: las personas deben ser dulces, uniformes, apacibles, pacientes, constantes, hábiles y que no se contradigan mutuamente por ningún motivo de presunción, a no ser que sea para dar consejo, de acuerdo con la razón y la naturaleza.
Yo, según el tiempo y las circunstancias, he robado las riquezas del cielo y la tierra, de la lluvia, de los montes y valles. Me apoderé de aquello que había hecho crecer y madurar los animales salvajes de las praderas, los peces y las tortugas acuáticas. Todo cuanto tengo, lo robé a la naturaleza, pero antes de que fuera de alguien; sin embargo, tú robaste lo que el cielo ya había dado a otros hombres.
Textos taoístas. Selección, Carlos del Tilo

El que puede retirarse a una habitación o a un lugar tranquilo, ¿conoce su suerte y su felicidad?
El Mensaje Reencontrado XXX: 1'
Entre los hombres también hay tres tipos de temperamentos. Los primeros, groseros y rurales, están desprovistos de buen ingenio. Los segundos son tan sutiles que creen saberlo todo y no llegan a nada; inventan cosas fuera de la naturaleza y no quieren entender ningún libro. Los terceros son más perfectos, se hallan en el medio entre los extremos, participan de unos y otros y, al igual que el fuego, que a causa de su calor perjudica a la salud, también el agua mata por su crudeza; no obstante, la mezcla proporcionada de ambos es muy saludable.
Un rico puede volverse pobre y humilde, y un criminal puede convertirse al amor, pero ¿cómo podría jamás un astuto volverse sencillo? Y ¿cómo podría un cerdo volverse puro?
Los demasiado sencillos toman lo dorado por el oro y los demasiado inteligentes rechazan el oro a causa del dorado, pero todos comen la mugre del pecado sin saberlo.
El Mensaje Reencontrado XVII: 12-12'

Demasiada sutileza lleva a la locura y demasiados deseos conducen a la esclavitud.
El Mensaje Reencontrado VII: 35'
Pág. 3/6 Inicio Pág. 5/6