Versículo al azar

El Mensaje Reencontrado

Libro XXVIII

NI REVÉTUEEL BARRO

27. Si nos preguntan qué es el Libro, respondamos: una piedra sobre la cual se apoyan firmemente los creyentes y un manantial del cual extraen agua sin cesar.

27'. 36 opiniones conocidas simultáneamente.
36 oficios aprendidos de una vez.
36 cosas hechas al mismo tiempo.
36 luces vistas de repente.
36 deseos realizados en uno solo.
36 religiones reunidas en una fe.

Seguir por email

Entrada destacada

Tao Te King - 20

XX Cuando se abandona lo aprendido, desaparecen las contrariedades. ¿Qué diferencia hay entre «¡eh!» y «¡oh!» ¿Qué distinción puede hac...

12 enero 2013

Arcana arcanissima, Michael Maier (extractos)
Notas comparativas
Si se le representa cosido en el muslo de Júpiter es para que madure. Esto debe pasar en el arte: el fijo fija al volátil. Y aquí, Júpiter que se acerca con su rayo a la mortal Semele de los cabellos muy largos, es nuestro fuego encendido en el vaso, nuestro fuego que quema más que el fuego del infierno. En quinto lugar, separa lo puro de lo impuro cuando aleja todos los accidentes del alma, es decir, los vapores o malos olores, tal como ha sido dicho: El fuego separa las partes heterogéneas y agrupa las homogéneas.
Aurora Consurgens,
Tomás de Aquino (?)

El agua disuelve todo tipo de cosas, pero el fuego sólo coagula una.
El Mensaje Reencontrado II: 41'
Los licores que produce significan que todo el compuesto consiste en agua y tierra.
La expresión «Rehaz el barro y cuécelo» se refiere a una enseñanza muy antigua acerca del barro «que no moja las manos», primera materia de aquello que los alquimistas llamaron su Piedra.
Según Ramón Llull:
Nuestra Piedra no puede ser hallada más que en el vientre de las cosas corrompidas, de donde es extraída. Esta sustancia, de la que proviene la corrupción, es muy grasa, fangosa y de una fuerte untuosidad aérea…
Pero… ¿qué relación hay entre estas consideraciones quymicas y la Torah de Moisés? ¿No están los dos temas muy alejados uno de otro? Responderemos que esta tierra o barro de la que hablan los alquymistas se llama en hebreo adamah (greda, arcilla) y que esta palabra no es sino el femenino de Adán, ‘hombre’. Insensato quien separa a los que Dios ha unido: ¡el cuerpo y el espíritu!
El Hilo de Penélope,
Emmanuel d'Hooghvorst

Rehaz el barro.
Y cuécelo.
El Mensaje Reencontrado XV: 68-68'
Saturno incendia la ciudad y huye en la oscuridad de la noche, puesto que por el fuego la negrura de la noche es expulsada. No obstante no se le trata con violencia sino con humanidad, dulcemente, con gran ingeniosidad, en tanto que él es de origen paternal. Al contrario de los Titanes, que son exhalaciones sulfurosas y son totalmente suprimidos. Separa la Tierra del Fuego, lo sutil de lo espeso, dulcemente y con gran cuidado.
La Tabla de Esmeralda,
Hermes Trismegisto

La suavidad del fuego hace brotar el manantial de las estrellas.
¡Oh germinación!
El Mensaje Reencontrado IV: 65'
El padre de Dánae la había encerrado en una cámara de bronce subterránea, en el interior del patio de la servidumbre. El motivo es que había sabido mediante un oráculo que sería muerto por un nieto que le daría su hija. Pero Júpiter, que se había enamorado de ella, se dejó colar por la cúpula en forma de lluvia de oro. A penas la recibió en su seno Dánae, Júpiter le reveló quien era y la abrazó… De ello nació Perseo. Según el lenguaje de sus antiguos misterios, los griegos dieron a ese mercurio que se encierra en el odre, el nombre sagrado de Hue, o sea '¡llueve!'. Es el nombre más conveniente para ese espíritu vagabundo, siempre irritado e insatisfecho, que busca perpetuamente corporificarse en un lugar adecuado. El Adepto del Arte quymico es el único en poder ayudarle; por eso es el más valioso de los hombres. Cocer el aire para hacer crecer un árbol metálico, ¡qué locura a los ojos de la gente! Por eso los alquymistas están solos en el mundo.
El Hilo de Penélope,
Emmanuel d´Hooghvorst

¿Acaso han visto cómo la tierra produce el agua? ¿Saben por qué vía el agua engendra la tierra? La niebla condensa la lluvia y las tinieblas incuban la luz.
El Mensaje Reencontrado II: 27-27'
Y el Rosario dice:

La concepción y los esponsales se hacen en la putrefacción en el fondo del vaso, y la generación de los genitores se hace en el aire, es decir, en la cima del vaso, o sea, del alambique.
Si el embrión encerrado en el vientre de BÓREAS
apareciera un día, vivo, a la luz,
podría, por sí solo, superar las acciones de los héroes
mediante su arte, su brazo, su cuerpo firme y su mente.
Que no sea para ti como un Caeso, aborto inútil,
ni como un Agrippa, sino nacido con buena estrella.
Atalanta Fugiens, Michael Maier

El sol ha llegado después de las brumas del largo invierno, y le sonrío tendiendo los brazos como un niño pequeño que saluda la luz de su nacimiento.
El Mensaje Reencontrado XXVI: 6
Y es así que hay siete decocciones en total, es decir, cuatro antes de la vivificación, o dicho de otra manera la fermentación, y después tres. Se les designa por siete asados, como también lo dice el Filósofo: Nuestro acero tiene un cuerpo hidrópico, leproso como Naamán el Sirio, es por lo que busca el baño de regeneración para hacerlo en siete veces en el Jordán para ser corregido de sus faltas, de sus pasiones innatas y de sus corrupciones. Aquello que el mago contempla en su bola de cristal no es distinto de aquello que el alquimista contempla en su matraz. En este caso contempla la Primera materia que aúna el macrocosmos (los planetas) y el microcosmos o los siete sellos metálicos que cierran el libro del Rey.
Compendio alquímico y rosacruz,
Biblioteca Beinecke de Libros Raros y Manuscritos

Así nació el ser medio, por la caída de una parcela del ser luminoso en el no ser tenebroso.
Lo cálido y lo seco animaron adentro la joven luz de Dios, y lo frío y lo húmedo la manifestaron afuera; siete veces el fuego interior dividió al Único y las estrellas aparecieron en su orden.
El Mensaje Reencontrado IV: 26-26'
Pág. 8/15 Inicio Pág. 10/15