Versículo al azar

El Mensaje Reencontrado

Libro XXVIII

NI REVÉTUEEL BARRO

27. Si nos preguntan qué es el Libro, respondamos: una piedra sobre la cual se apoyan firmemente los creyentes y un manantial del cual extraen agua sin cesar.

27'. 36 opiniones conocidas simultáneamente.
36 oficios aprendidos de una vez.
36 cosas hechas al mismo tiempo.
36 luces vistas de repente.
36 deseos realizados en uno solo.
36 religiones reunidas en una fe.

Seguir por email

Entrada destacada

Tao Te King - 20

XX Cuando se abandona lo aprendido, desaparecen las contrariedades. ¿Qué diferencia hay entre «¡eh!» y «¡oh!» ¿Qué distinción puede hac...

26 enero 2013

Arcana arcanissima, Michael Maier (extractos) Notas comparativas
Triptólemo alimentado bajo el fuego por su nodriza Ceres, (como lo fue Aquiles por su madre Tetis) es nuestro famoso feto filosófico, que es ocultado durante largo tiempo bajo el fuego y se alimenta del fuego como si se tratara de leche, hasta que puede soportar toda la violencia de las llamas.
Esta piedra de leche pura debe ser sustentada como un bebé frágil, en primer lugar amamantando.
Symbola aureae mensae, Michael Maier

Mar de leche.
Simiente del fuego.
El Mensaje Reencontrado,
Letanías de la Madre y del Hijo: 2
Sin embargo no se ha de pensar que los más antiguos han comprendido por el signo del Sol al conocido metal que es el oro, o por la Luna a la plata, por Mercurio al hidrargirio, por Saturno al plomo, por Júpiter al estaño y por Marte al hierro, todos ellos metales comunes.
En efecto, no habría una gran sutilidad en ello o más bien no tendría la menor utilidad, puesto que ciertamente para la obra filosófica no tenemos necesidad de ellos.
Digo, pues, que las dos vías son ciertas, pues no es más que una sola vía al final, y no al principio. Pues todo nuestro secreto se encuentra en nuestro Mercurio y en nuestro sol. Nuestro Mercurio es nuestra vía, y sin él no se hará nada. Del mismo modo, nuestro sol no es el oro vulgar y sin embargo en el oro vulgar se encuentra nuestro sol, de otro modo, ¿cómo serían homogéneos los metales?

De saturno a la luna y al sol sólo hay una vía, que es la depuración paciente del cuerpo bruto hasta la unión del espíritu nítido con el alma perfecta.
El Mensaje Reencontrado III: 7'
Es así como la imagen del Sol indica la fuerza activa de nuestro sujeto, la de la Luna indica su fuerza pasiva, y Mercurio el receptáculo del uno y la otra.
Por la Isis encendiendo al Osiris despreciado, se ligo pensamiento vivo.
Este libro tiene doble sentido: con o sin Isis.
¡Oh, la sal de Isis es mi musa, y la Y mi genio, pensó el elegido bendito de Hue!
Quien cogió su imagen del vacío nocturno, se vio en el espejo de Isis. ¡Qué desafío de amor! ¡Que apuesta celebrada!
Pubertad de Osiris revelará su sexo a su Isis. ¡Qué risa encendiendo de nuevo el amor palpado! Ave te inicia, una sal leída te educa en silencio de amigos. Aquí está la escuela fina que es callada. Infierno no supo más que fuego de avaro, no tiene deseo final más que en celo maltratando a la Eva helada en sus sentidos. Que palpe verdad, el Osiris cocido en vida pura y unida.
Aforismos del Nuevo Mundo,
Emmanuel d’Hooghvorst

Tierra licuada.
Verdad cocida.
El Mensaje Reencontrado,
Letanías de la Madre y del Hijo: 106
Es esta la serpiente que Apolo ha matado. Y como se ha vuelto líquido por putrefacción se llama Pitón.
Ya que, como nuestra Sal al comienzo, es un sujeto terrestre pesado, rudo, impuro, caótico, pegajoso, viscoso, y un cuerpo que tiene la forma de una agua nebulosa; es necesario que sea disuelto y separado de su impureza, de todos sus accidentes terrestres y acuosos y de su sombra espesa y grosera y, sobre todo, que sea extremadamente sublimado a fin de que esta sal cristalina de los metales exenta de toda hez, purgada totalmente de su negrura, de su putrefacción y de su lepra, se convierta en muy pura y soberanamente clarificada, blanca como la nieve, fusible y fluyente como la cera.
Extractos del Cosmopolita o La nueva luz química
seleccionados por Louis Cattiaux

Morarán para siempre jamás con la compañera infame y putrefacta, y su fuego devorador los consumirá sin respiro.
Cuando el agua virginal nos vuelva a bañar, nos enderezaremos en nuestras tumbas, lavados de la mugre de la muerte, y alabaremos al Señor Dios con una sola voz y con un solo corazón.
El Mensaje Reencontrado XVII: 5'-5"
He aquí lo que permite explicar suficientemente quién es este Apolo, nuestro Sol, y lo que es el dragón, la serpiente o Pitón, es decir, esta agua fétida que se pudre.
La putrefacción es de alguna manera la clave de todas las operaciones, aunque no sea propiamente la primera. Ella nos descubre el interior del mixto; es la herramienta que rompe las ligaduras de las partes; hace, como dicen los filósofos, lo oculto manifiesto. Es el principio del cambio de las formas, la muerte de los accidentales, el primer paso para la generación, el comienzo y el término de la vida; el medio entre el no ser y el ser. El filósofo quiere que se haga cuando el cuerpo disuelto por una resolución natural, está sometido a la acción del calor pudridor. La destilación y la sublimación sólo han sido inventadas a imitación de las de la naturaleza a complacencia de los elementos, cuya inclinación o disposición es rarificarse y elevarse, condensarse y descender, haciendo así toda la mezcla y las producciones de la naturaleza.
La destilación difiere de la sublimación en que la primera se hace por la elevación de las cosas húmedas, que destilan seguidamente gota a gota, en lugar de la sublimación y la elevación de una materia seca que se sujeta al vaso. La una y la otra son vulgares. La destilación y la sublimación, filosóficamente hablando son una purgación, sutilización, rectificación de la materia. La coagulación y la fijación son los dos grandes instrumentos de la naturaleza y del arte.
Las fábulas egipcias y griegas,
Dom Antoíne Joseph Pernety

Las tinieblas incuban.
El Mensaje Reencontrado XXV: 22
Inventando, por ejemplo, un parto sobrenatural para Palas (que nació de la cabeza de Júpiter), han hecho alusión a la más alta sabiduría y a la sutilidad del genio. Así, Hércules, debiendo aportar con él y expresar la fuerza y la constancia, se le figura engendrado por el ser más robusto, o sea Júpiter, y durante un tiempo bastante largo.
Si ignoramos el modo de obrar, ¿cuál es la causa, si no es que no observamos cómo perfecciona cada día la naturaleza a los metales? ¿No vemos que en las minas los elementos groseros se cuecen de tal modo y se espesan tanto por el calor constante que existe en las montañas, que con el tiempo se transforman en Mercurio? ¿Que el mismo calor, la misma cocción, transforma las partes grasas de la tierra en Azufre? ¿Que este calor, aplicado largo tiempo a esos dos principios, engendra, según su pureza o su impureza, todos los metales? ¿No vemos que la naturaleza produce y perfecciona todos los metales sólo por la cocción?
Espejo de alquimia, Roger Bacon

Cuarenta es la cifra de la esperanza, del despojamiento, de la transformación y de la maduración.
El Mensaje Reencontrado VIII: 11'
El famoso Eumolpo, autor del libro Sobre los misterios, escribe que Hércules fue presa del odio de Juno al principio porque su madre era una prostituta, pero que Juno habría sido apaciguada por Palas que incluso la incitó a suministrarle la leche al bebé volviéndolo inmortal. Cuenta la leyenda que es entonces cuando en el cielo se hizo la vía láctea de la leche que había derramado Hércules al succionar violentamente el pezón de Juno. Otros atribuyen esta hazaña a Mercurio, lo veremos más adelante.
Hase de notar que todos aquellos grandes filósofos que dieron a la especulación del movimiento de los cielos y de sus efectos, la generación y la corrupción de las cosas elementadas, la conversión por parte de los mesmos elementos, para ocultar su doctrina, fingieron essa multitud de fábulas con tanta diversidad de dioses, entendiendo por ellos el sol, la luna, las estrellas, los elementos; y a unos pusieron Júpiter, como el aire, Juno a la exhalación y vapor que sube de la tierra. Febo al sol, Diana a la luna y de los demás se entiende lo mesmo. Fingieron aquellas transformaciones que llaman metamorfosis, en razón de la corrupción de unas cosas y la generación de otras y todas las causas y efectos naturales disfraçaron con estas invenciones; como hasta oy día vemos que lo hazen los alchimistas, cuyo lenguaje no se puede entender sino con particular estudio y con la contracifra que ellos tienen.
Tesoro de la Lengua Castellana,
Sebastián de Covarrubias

La tierra produce el agua y se nutre del agua.
El agua engendra el aire y se vivifica del aire.
El aire se convierte en fuego y se alimenta del fuego.
El fuego se torna tierra y sale de la tierra.
El Mensaje Reencontrado II: 78'
Todos estos ejemplos ilustran suficientemente qué es el león y qué es la Luna, de la espuma o el esputo de la cual es engendrado este león. Así mismo explican de qué trabajo de Hércules se trata cuando lo aniquila: un trabajo filosófico. Pues no es de lejos y con flechas sino de cerca y con una maza (que consagra a Mercurio), y es con la mano que lo tira por tierra, y lo diseca hasta el momento en que le retira la piel como señal de victoria.
Además se dice que eran hijas de Tespio, y es con razón, porque la materia empieza a volatilizarse después de la negrura indicada por la muerte del león de Nemea. Es el presagio más dichoso del éxito de la obra, según el decir de todos los filósofos.
Las fábulas egipcias y griegas,
Dom Antoíne Joseph Pernety

Os decimos claramente esto: Habéis caído en el fango y habéis sido revestidos de una piel de bestia. Si actuáis como los ángeles que han permanecido en la patria celeste, Dios os reconducirá a él y gozaréis de su santo reposo en su luz de vida; pero si os comportáis como rebeldes, Satán os hundirá para siempre en la bestialidad ciega y sorda, y vuestros aullidos de condenados no atravesarán la capa de muerte que os rodeará por todas partes.
El Mensaje Reencontrado XXI: 42
Pág. 9/15 Inicio Pág. 11/15