Seguir por email

Entrada destacada

El Libro está dedicado al mejor de los pueblos

Versículos de El Mensaje Reencontrado A Dios no le interesa mucho nuestra situación en este mundo. Considera, más bien, el estado de...

Versículo al azar

El Mensaje Reencontrado

Libro XXVIII

NI REVÉTUEEL BARRO

27. Si nos preguntan qué es el Libro, respondamos: una piedra sobre la cual se apoyan firmemente los creyentes y un manantial del cual extraen agua sin cesar.

27'. 36 opiniones conocidas simultáneamente.
36 oficios aprendidos de una vez.
36 cosas hechas al mismo tiempo.
36 luces vistas de repente.
36 deseos realizados en uno solo.
36 religiones reunidas en una fe.
23 enero 2016

Declaracion cierta y toda verdad de las cuatro palabras de los Philosophos antiguos y dichos de ellos escritas en figuras y enimas çeladas

Arnau de Vilanova

La primera palabra commun de todos ellos es en la produçion del ar. Vi. esto es lo que los philosophos dixeron soluçion que es el fundamento del arte donde dize el philosopho Reensenio silos cuerpos no solvieres en bano trabajas dela qual soluçion tratando, Permenides philosopho enel libro de la turba dize que algunos oyentes piensan ser su cuerpo conel qual es conjunto y son fechos una cosa permanesciente y non puede ser pues siguese que la solucion no es en bibimiento de agua, mas conbersion de cuerpos en agua. Dela qual primera mente fueron criados, conviene a saver en ar. Vi. asi como el ielo se convierte em agua liquida dela qual fue primero criado. Cata aqui como por la graçia de dios ya tienes un elemento el qual es agua y la reduçiom del cuerpo es la primera materia.

El que empieza violentándose se endurece en el orgullo y en la hipocresía, en lugar de abrirse a la gracia que desliga en el abandono de la humildad primera.

Hay que embeber y disolver antes de secar y cocer, ya que el que empieza por cocer fija la mugre del pecado en vez de eliminarla.
El Mensaje Reencontrado (M+R) XXII: 65-65'

La segunda palabra es que sea tierra i esto es lo que los philosophos dixeron que de la grosedad del agua sea quebrantada la tierra y asi tienes el otro elemento que es tierra.

Dios puede liberar nuestra vida del barro que la aprieta por todas partes y que la ahoga hasta la muerte.
Sólo él puede fecundarla y conducirla hasta la perfección de una generación infinita.

Extraer el perfume y rechazar el veneno.
Reducir la tierra en agua y rehacer el agua en tierra.
Cocer el cielo y la tierra hasta el alumbramiento del sol perfectísimo.
M+R V: 89-89'

La tercera palabra es el alimpiamiento de la tierra del qual alimpiamiento dize el philosopho Morieno esta tierra con su agua podreze y se limpia la qual desque fuere limpiada conel ayuda de Dios todo el magisterio sera enderezado. Otrosi el philosopho dize en el libro de la turba aiunta lo secco conlo humido. Lo secco es la tierra lo humido es el agua, cata do tienes la tierra y el agua por si y la tierra enblanqueçida conel agua.

La tierra es negra y se volverá aún más negra, luego se blanqueará poco a poco y reaparecerán los astros, las estrellas innumerables, la luna pura y blanca y el sol vivo y dorado, que serán los signos de la encarnación triunfante sobre la muerte.

La mano del hombre es la que dispone la tierra, pero la naturaleza es la que opera y Dios es quien anima.
«Si amamos y bendecimos constantemente a Dios y su creación, él también nos amará y nos bendecirá siempre a través de ella».
M+R XIX: 26-26'

La quarta palabra es el agua que pudieres baporar sublimala enla qual sublimaçion o subimiento se faze esta agua aerea en como primera mente fuese espesada y quajada luego ya tienes la tierra y el agua y el aire y esto es lo que dixo el philosopho en el libro de la turba sabed sublimar lo enblanquecido con fuego asta que dello salga el spiritu que en ello fallaredes el qual es dicho aire humido y la tierra quede calzinada y quajada en el fondo la qual es de natura de fuego.

Los espíritus suben y bajan para lavar la tierra de sus manchas, a fin de que Dios pueda venir a habitarla de nuevo.

El ha salido de la muerte y se ha fijado en el sol glorioso.
¡Oh redención!
M+R IV: 63-63'

cata ai do tienes en las proposiçiones sobredichas quatro elementos y esta es la tierra calzinada la qual es polvo del qual trata Morieno y dize la çeniza que es enel fondo no la menos preçies la qual esta enel mas vajo lugar y es corona de tu corazon y tu cosa permanesçiente.

Las sutilezas intelectuales son nimiedades respecto al conocimiento del mundo total.

Arrojemos nuestra ciencia al fuego y nos producirá por fin algo bueno, como la simplicidad de las cenizas.
M+R XI: 3-3'

Despues con la sobredicha agua el fermento es aiuntado al qual fermento llaman los filosophos anima y esto porque asi como el cuerpo humano sin anima no bale nada ante es asi como tierra asi el cuerpo no limpio sin fermento no bale cosa alguna sin su anima por que el fermento al cuerpo preparado asi como es dicho conbierte en su natura y no es otro fermento sino sol y luna estas palabras apropriadas porque asi como el sol y la luna se enseñorean en todos los otros planetas asi estos cuerpos se enseñorean en todos los otros y conviertenlos en su naturaleza y por ende son dichos fermento y conviene ser introducidos medianero el cuerpo el qual fermento es su anima,

El hombre es el principal fermento de la regeneración del mundo; su acción sobre la tierra es comparable al trabajo de la levadura sobre toda la masa de una pasta.

Hay aquí más que una moral y más que una áscesis, más que una filosofía y más que una mística. Aquí está la llave de la restitución del hombre y del mundo en Dios.
M+R IX: 36-36'

esto es lo que dixo Morieno si el cuerpo no limpio no alimpiares y lo enblanqueçieres y el anima no mezclares non enderezaste cosa alguna eneste magisterio pues que asi sea fecho mezclamiento del fermento conel cuerpo alimpiado entonzes el spiritu conellos se mezclara y se aiuntara por que ya son alterados de su natura gruesa y son echos subtiles y esto es lo que dixo escano en el libro de la turba, el spiritu non aiunta conlos cuerpos asta que de sus suciedades perfecta mente sean limpiados y enla ora deste mezclamiento muy muchas marabillas aparesçen por que todos los colores del mundo aparesçen quantos se pueden pensar y el cuerpo inperfecto se colora de coloraçion firme mediante el fermento el qual fermento es anima y el spiritu mediante el anima conel cuerpo se ayunta y se ata de consuno conel y la color del fermento se convierte y se haze una cosa conellos y delas cosas sobredichas aparesce sotil mente a qualquier a catante los philosophos aber dicho verdad ensus palabras escuras.

Cuanto más nos acercamos a Dios, más nos alejamos del mundo; es la señal que no engaña, porque cuanto más nos acercamos al mundo, más nos alejamos también del Único.

No predicamos una doctrina de abandono y de disolución en la muerte, predicamos una doctrina de purificación y de coagulación en la vida.
M+R XXV: 43-43'

Y dizen que la nuestra piedra es de quatro elementos y a los elementos la compararon y dizen verdad porque despues que es combertida estan enella los quatro elementos y dixeron que la nuestra piedra es de cuerpo y de anima y de spiritu y dixeron verdad porque el cuerpo inperfeto comparan al cuerpo que es enfermo y el agua dixeron spiritu y verdadera mente es spiritu, al fermento dixeron anima porque asi como dicho es al cuerpo inperfecto da vida la qual primera mente no tenia y en mejor forma la torna. Otros philosophos dixeron si alos cuerpos corporeos no convertidos in corporeos y los in corporeos corporeos non fallastes la obra del obrar y dizen verdad porque primera mente el cuerpo se haze agua conviene asaber ar. Vi. despues enel mezclamiento del spiritu el agua se haze cuerpo.


La mujer disgrega al hombre hasta el agua del aire.
El hombre consolida la mujer hasta el fuego de la tierra.
De estos dos brota el infinito de la creación perfecta, que manifiesta la gloria del Único sobre la tierra de los vivos.

La licuefacción y la vegetación de la tierra son el primer misterio.
La solidificación y la animación del agua forman el segundo misterio.
La alianza de la primera agua con la segunda tierra constituye el tercer misterio.
M+R III: 82-82'

Otros dixeron convierte las naturas y fallaras lo que quisieres y dixeron verdad porque el magisterio nuestro primera mente facemos delo grueso graçile que es tanto como el cuerpo agua y despues lo humido secco que es tanto como del agua tierra y asi convertimos las naturalezas y facemos delo corporal spiritual y delo spiritual corporal asi como es dicho y facemos alo que esta ençima este ayuso que estanto como al spiritu cuerpo y al cuerpo spiritu, asi como enel comienzo de nuestra obra conviene asaber en la solucion quelo que esta ençima es como lo que esta ayuso y todo se conbierte en tierra pues demuestrase de las razones dichas desuso que la nuestra piedra es de quatro elementos y es anima cuerpo y spiritu.

La espiritualización del cuerpo hace aparecer el agua y el aire que nos animan y mantienen.
La corporificación del espíritu engendra la tierra y el fuego que nos sostienen y multiplican.
¿Quién pesará la parte de cada cosa?

El hombre sin la mujer es como una piedra en el fondo desecado de un torrente, y la mujer sin el hombre es como una nube extraviada sobre el mar.
«¿Quién hará la unión de los contrarios por medio de lo semejante?»
M+R VIII: 1-1'

Y otros dizen que la nuestra piedra se haze de una cosa y con una cosa y dicen verdad çierta mente porque todo nuestro magisterio se haze con la nuestra agua y della porque ella suelve los cuerpos asi como es dicho no por soluçion asi como quieren los ignorantes que se convierta en agua de nuve mas por solucion verdadera de philosophia que se convierta en agua dela qual fueron abinicio esta dicha agua calcina los cuerpos dichos yen tierra los reduze y los transforma en ceniza entralos en blanquezelos y limpialos.

Acostumbrarse a la muerte del espíritu nos oculta los milagros de Dios y de la naturaleza.

Ella es la que libera la fuente de vida donde dormita el germen del cielo y de la tierra.
M+R III: 10-10'

cadelas palabras de Morieno el qual dize que azogue enel fuego en blanqueze el laton y limpialo y de todo entodo echa dellas sus escuridades y el laton se entiende por cuerpo no limpio y el azogue por ar. Vi. y los cuerpos diversos aparejados por la manera suso dicha ayunta por tal mezclamiento que la potencia del fuego ni otra tentaçion no los pueda apartar y del quemamiento del fuego los defiende y el uno dello mete enel otro, sublima los cuerpos mas no por sublimacion bulgar porque entienden los ydiotas creientes queel sublimar sea subir arriba y por ende toman los cuerpos calçinados y mezclanlos conlos spiritus sublimados conviene asaber arsenico y mercurio y sufre y armonio que o facelos por fuego fuerte o sublimanlos porque los cuerpos subiesen conlos spiritus y diçen que entonzes los cuerpos son subtilizados y ansi son escarneçidos porque los fallaron más sucios que eran de antes no es nuestro sublimar subir a Riba mas el sublimar delos philosophos es facer dela cosa bana y corrupta otra grande y pura asi como dezimos este hombre es sublimado que estanco como en dinidad puesto y ansi dezimos este cuerpo esta sublimado que estanto como sutilizado y convertido en otra natura donde sublimar tanto es como subtilizar,


Cuando hayamos asido al Señor por su cabellera dorada, cuando haya transfigurado nuestra miserable cabaña en palacio, cuando se haya convertido en nuestro compañero victorioso e indefectible, entonces bendeciremos con conocimiento de causa las Escrituras santas de todas las naciones y alabaremos a Dios y a su obra sin libros ni instructores.
M+R XIX: 24


lo qual todo façe nuestra agua y ansi se entiende nuestra sublimaçion que muchos enesto son engañados y el agua mortifica y bivifica y faze aparezer color negro en la mortificaçion mientra mientrase convierte entierra y despues aparezen muchas colores y bariados antes de la blancura y el mezclamiento del agua y del cuerpo preparado y del fermento infinitos colores aparezen tantos quantos nose pueden pensar y otrosi llaman arambre asi como dixo Esmidio enel libro dela turba onde dize sabed todos los que demandais esta sciençia que non se fara ni sera verdadera sino de arambre y infinitos nombres le pusieron porque no fuese sabida delos neçios y de qualquier manera la llamaron mas empero una cosa es çierta de todos y Morieno dixo queel facimiento de nuestra obra es semejable enla orden al criamiento del hombre y lo primero es llamado yaçimiento y lo segundo conception y lo tercero enpreñamiento y lo quarto nacimiento y sigues enel quinto el criamiento, estas palabras te fare entender y sabe que la nuestra esperma es ar. Vi. el qual es ante aiuntado con la tierra del cuerpo imperfecto, la qual tierra es dicha madre porque la tierra es madre de todos los elementos y entonzes es llamado yacimiento y desque la tierra comienza algun poco a retener consigo del ar. Vi. entonçes es dicha conçepçion y entonzes yaze el macho conla embra que estanto como el ar. Vi. -en la tierra esto es lo que los philosophos dixeron que nuestro magisterio no es otro sino macho y embra y la conjunçion dellos, el agua enseñorease conviene a saber el ar. Vi. y la tierra creçe y multiplicase y acreçientase lo qual biene quando la tierra es enblanqueçida y entonzes es llamada enpreñante porque ya la tierra es enprenada- despues el fermento se junta conel cuerpo enfermo preparado asi como es dicho fasta que sean fechos una cosa por color y por acatamiento y entonzes es fecho naçimiento y entonzes es naçida nuestra piedra.

Desde el instante de la concepción hasta el momento del alumbramiento, la virgen permanecerá bajo la custodia del Sabio.

Los cambios del mundo purgan la creación; el perfeccionamiento interior conduce al reposo en la paz eterna.
M+R X: 35-35'

Y los philosophos dizen nacido es el nuestro Rei onde dice el philosopho enel libro dela turba onrrad al Vuestro Rei que viene de fuego coronado con corona alimentadlo y alumbradlo fasta que benga a edad perfeta del padre el qual es el sol y la madre la luna, Sol entenderas por cuerpo perfecto y la luna por cuerpo inperfeto y siguese enlo postrero el criamiento fasta que sea acrecentada por gran acreçentamiento y criarse a con su leche conviene a saber con su esperma dela qual fue abinicio y pues en bebele su ar. Vi. muchas vezes y muchas vezes hasta que beba lo que le abasta.

Ciertamente, la verdadera sabiduría, el conocimiento último, aísla al hombre de sus semejantes más que cualquier crimen, cualquier lepra o cualquier muerte.
La unión con Dios es la verdadera recompensa del perfecto.

El hueso está oculto en la carne, la almendra se encuentra bajo la madera y el germen reposa en el agua nutricia.
«¿Quién separará la luz de las tinieblas?
Y ¿quién manifestará el fuego oculto del Señor?
¿Quién transformará la leche virginal en la consistencia corpórea del Hijo recién nacido?»
M+R I: 26-26'

Por estas cosas que son dichas puedes entender las palabras escuras delos philosophos y conoçeras todos convenir en una cosa y no ay otro magisterio salvo este que he dicho.

La ciencia de Dios es inmutable como el sol y como el oro.
«Pasaremos por el fuego y por el agua, y el sol de Dios nos abrasará para siempre».

Todos los Sabios profesan la misma enseñanza.
El agua en la tierra y Dios en el hombre.
M+R II: 35-35'
--
Fuente del texto (excepto notas comparativas): Biblioteca Nacional de Madrid. Mss. 7443, pp. 78r-81v. Códice del siglo XVI.
Leer más...
10 enero 2016

Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar...
Extracto de la Plegaria de la Serenidad
San Francisco de Asís

Comparativa con El Mensaje Reencontrado realizada por Anna Mª F.:


I

66'. La libertad se conquista sobre las pasiones, los deseos y la muerte.

II

6'. La corteza terrestre extravía a los más sutiles observadores, pero el mar interior ilumina al hombre simple y creyente.

III

18'. El olvido de uno mismo engrandece al hombre hasta el origen sin límite, del que se reviste el Desconocido.

IV

12. El Sabio habla poco, lo observa todo y pocas veces actúa. Conoce la inanidad de todo lo que no acaba en Dios.
12'. La sabiduría consiste en no prejuzgar nada del mundo, sino considerar lo que lo transforma a fin de descubrir lo que es.

V

56. Quien está instruido considera el mundo como el velo que cubre la realidad  viva de  Dios.

VI

14. La desgracia mantiene despierto al hombre en el medio mismo de la muerte.

VII

62'. Quien permanece en la adoración secreta es llevado por el agua del Señor.

VIII

3. El Padre del mundo, que habita la Madre universal, es inaccesible a la mancha de las tinieblas exteriores.

IX

48. Ejercitémonos desde ahora a abandonarlo todo y a volvernos hacia Dios, antes de que todo nos abandone y se vuelva contra nosotros.

XI

45'. El Sabio actúa gratuitamente porque sabe que todo está en Dios.

XII

18. Sin las lecciones de la desgracia y sin los fracasos de este mundo, cuántos hombres estarían hundidos en la muerte para siempre?

XIII

29. No nos conmovamos por nada, pero estemos atentos a todo lo que sobreviene al mundo y a nosotros mismos, a fin de aprender a distinguir la realidad divina de las apariencias de la creación mezcla­da.

XIV

22. Examinemos el bien y el mal que ocurren a los demás y a nosotros mismos, y alabemos al Señor por la forma magis­tral con que enseña a los ciegos y a los clarividentes.

XV

30'. Si pensáramos primero en la luz del Señor soterrada en el fondo de cada ser, soportaríamos con más facilidad las contradicciones y la ceguera de sus tinieblas exteriores, y estaríamos confundidos por nuestro propio oscurecimiento interior.

XVI

39'. Roguemos al Señor para que nos permita alcanzar el fondo de las cosas y de nosotros mismos a fin de poder acceder a su grandeza divina y a su santísimo reposo.

XVII

10. La prueba del origen divino de la creación es su rebeldía ante la muerte y su habituación innata a la vida que no perece.

XVIII

40'. La plegaria y la alabanza no son un fin en sí mismas, sino más bien el apren­dizaje del silencio en Dios, que es lo único que nos instruye plenamente.

XIX

44. Hagamos todo lo necesario para agradar a Dios y soportemos pacientemente los juicios ciegos del mundo, sin desafío ni justificación profana.

XX

18. ¿Cómo creer en Dios en este mundo absurdo cuando no se ha visto lucir la luz del Perfecto?

18'. ¡Oh, misericordia infinita de la fe ciega! ¡Oh, asombrosa seguridad del amor divino!

XXI

11'. ¡Oh, Preciosísimo!, danos la inteligencia de las sentencias misteriosas enunciadas por los Sabios de tu casa y haz florecer nuestra vida oculta.

49. ¡Oh, mi Señor!, eres mi padre y mi madre, eres mis hermanos y mis hermanas, eres mi compañera y mis hijos. Eres el bien y el amigo indefectible que se acuerda de sus bienamados en este mundo.

XXIII

34'. El que no violenta nada dentro ni fuera lo ve crecer todo en él y alrededor suyo sin esfuerzo.

XXIV

8. Ya no hay soledad, ni tristeza, ni abandono para el que conversa en su corazón con el Perfecto.

XXV

45'. Los fracasos y las privaciones sólo sirven útilmente a los que tienen  la voluntad de buscar a Dios, porque esto les evita perderse en el mundo.

XXVI


16'. La paz de las bestias preconizada por algunos jamás podría ser la paz de  Dios propuesta por Dios.

XXVII


1. Toda desgracia que nos golpea aquí abajo es una maravillosa ocasión de ascesis para volver a Dios, si sabemos aceptarla alegremente en vez de rechazarla. Pero muchos prefieren volver a revolcarse en el barro del mundo.

XXVIII


28. Pocos hombres son capaces de soportar sin morir la libertad de Dios, y pocos hombres son capaces de soportar sin desfallecer el libre albedrío que les ha sido otorgado aquí abajo.

XXIX

8. ¿El Señor no lo ha soportado todo por amor al Único y por amor a los hombres extraviados en la muerte?

XXX

2. Un pequeño hilo de las grandes aguas apenas llega hasta nosotros ahora, y agonizamos en el mundo pidiendo gracia.
2'. Un día, nadaremos en la inmensidad del mar celeste, y todo nos será dado con profusión, incluso antes de que lo pidamos.

XXXI

13. Que quien se sienta solitario y abandonado en el mundo que se anime, que ruegue al Señor y a sus santos en su corazón y recibirá lo que haya pedido.

XXXII

47'. Pues el Señor es un buen jardinero que nos poda, nos riega, nos ilumina y nos fecunda según su ARTE que es perfecto.

XXXIII

46'. La aceptación, la soledad y el ocio nos son útiles por encima de todo para buscar el joyel que nos salvará de la dispersión de la muerte, pues una nos libera de los cuidados del mundo, la otra nos evita sus preocupaciones y el último nos da el tiempo necesario para la santa búsqueda de la vida.

XXXIV


9. Soportaremos con paciencia nuestra sequedad y la humectaremos con la lectura de las Escrituras reveladas que liberan de la duda.

XXXV


21'. La humildad es acordarnos siempre de que estamos en equilibrio inestable al borde del abismo, donde nadan el sufrimiento, la locura y la muerte.

XXXVI


44. Roguemos a Dios a fin de que abra nuestros ojos y roguémosle a fin de que destape nuestros oídos.
44'. Pero roguémosle sobre todo para que desligue nuestros corazones de la mugre de la muerte y los ligue en su luz de vida.

XXXVII


21'. El Señor Dios ha trazado una vía misteriosa y muy evidente, a fin de que todos podamos salir del barro donde hemos caído por desobediencia a su santo mandamiento. Él la revela a sus hijos arrepentidos que hacen su voluntad y realizan su obra.

XXXVIII


19'. Nuestra fe radica en la certeza de la naturaleza divina encarnada en la carne del mundo.
Nuestra fe se nutre de la esperanza de reencontrar esta naturaleza divina sepultada en el pecado de muerte.
Nuestra fe se anima por la efusión del Espíritu Santo que fecunda la naturaleza divina y así nos rehace hijos de Dios, a imagen de Dios mismo.

XXXIX

16. Ofrezcamos todos los días de nuestra vida una nueva alabanza al Señor de vida,como pondríamos un grano de trigo en un saco, y nos asombraremos de habernos hecho semejante tesoro tan fácil y rápidamente.

XL

2. ¡Oh, Señor de libertad!, danos la inteligencia suprema que es la obediencia a tu santa voluntad, a fin de que tu creación esté sometida a nosotros por el amor que tenemos por ella, como estamos sometidos a ti por el amor que nos tienes.



Parte 2/3
Leer más...
07 enero 2016



Para ilustrar el punto de que el sufrimiento es una parte inevitable de nuestro mundo, considere el ejemplo, adaptado de los sutras, de los gusanos que se alimentan de manzanas podridas.


Los gusanos “corren” por aquí y allá entre las manzanas, cada gusano “le da un codazo” a los otros por un mejor lugar, un pedazo más grande de la materia podrida. Todos ellos sienten sus acciones necesarias y deseables. Todos ellos se ven muy ocupados y muy felices. Para nosotros los humanos, sin embargo, son en efecto un poco lastimosos.


¡La condición humana es la misma desde el punto de vista de los seres celestiales, Bodhisattvas y Budas, una vista tan lamentable de verdad, así sean mendigos o aspirantes a la presidencia!




Más vale procurar salir de nuestra prisión que intentar arreglarla e instalarnos en ella.

El Mensaje Reencontrado X: 2'

Fuente del texto (excepto notas comparativas): Parábolas y Relatos Buddhistas.
Leer más...