Versículo al azar

El Mensaje Reencontrado

Libro XXVIII

NI REVÉTUEEL BARRO

27. Si nos preguntan qué es el Libro, respondamos: una piedra sobre la cual se apoyan firmemente los creyentes y un manantial del cual extraen agua sin cesar.

27'. 36 opiniones conocidas simultáneamente.
36 oficios aprendidos de una vez.
36 cosas hechas al mismo tiempo.
36 luces vistas de repente.
36 deseos realizados en uno solo.
36 religiones reunidas en una fe.

Seguir por email

Entrada destacada

Tao Te King - 20

XX Cuando se abandona lo aprendido, desaparecen las contrariedades. ¿Qué diferencia hay entre «¡eh!» y «¡oh!» ¿Qué distinción puede hac...

30 octubre 2011
Virgilio: Bajo la opaca copa de un árbol se oculta un ramo, cuyas hojas y flexible tallo son de oro, el cual está consagrado a la Juno infernal […] no es dado penetrar en las entrañas de la tierra sino al que haya desgajado del árbol la áurea rama.
Si tan gran deseo tienes, tal avidez para atravesar dos veces las aguas de la estigia y ver dos veces el negro Tártaro, y si deseas emprender esta insensata tarea, aprende primero lo que hacer debes: en un árbol sombrío está ocultado un ramo, consagrado a la infernal Juno, cuyas hojas y tallo son flexibles... Pero descender a los lugares ocultos de la tierra no es dado si no aquel precioso ramo de la cabellera de oro cogido se haya. Proserpina este ramo ha establecido que en don, quien baje allá, llevarle deba... Búscalo con la vista en lo alto y cógelo.
Virgilio, Eneida


Es preciso, pues, imitar a Midas y hacer una buena acogida a este Sileno, que los filósofos dicen que es hijo de la Luna y del Sol y que la tierra es su nodriza.

El Sol es el macho universal, la Luna es la hembra universal. Cuando estas dos luminarias actúan de concierto producen un hijo que es la primera de todas las sales.
Versículos alquímicos recopilados por Louis Cattiaux

Su padre es el Sol, y su madre la Luna, el Viento lo llevó en su vientre, y su nodriza es la Tierra. El padre de todo, el telesma del mundo, está aquí. Su fuerza o potencia es entera cuando se convierte y cambia en tierra.
Tabla de Esmeralda, Hermes Trismegisto

En lugar de darnos a Sileno como un gran filósofo se habría encontrado mejor, entrando así en el espíritu de aquel que ha inventado esta ficción, si se hubiera dicho que Sileno era propio en hacer a los filósofos, siendo la materia misma sobre la cual razonan y trabajan los filósofos herméticos.
Conviene interpretar con indulgencia a este Sileno, preceptor y compañero de Dioniso –escribe Michael Maïer en su tratado de los Jeroglíficos–, al lomo de un joven asno que dobla el espinazo; es para los niños un anciano ridículo, pero en su repliegue posee más de lo que aparentemente promete. De ahí el rumor difundido por Alcibíades respecto al exterior deforme de Sócrates, no obstante muy hermoso en su interior. Un generoso señor a veces mora en una vil casucha y un espíritu de refinada erudición, en un cuerpo cargado de harapos y años. Sin embargo, como Pan y los sátiros, compañeros de ruta de Baco y Osiris, Sileno, en realidad, no es más que la primera materia en su estado vil y silvestre, es decir, grosero. Si esta misma materia fuese tratada con dulzura y humanidad, Baco, el omnipotente dios del oro, surgiría pronto para pagar este favor con otro múltiple”.
Chromis et Mnasylus in antro, Emmanuel d'Hooghvorst

La primera materia de la obra hermética es la saturnia vegetal el Hylé o el caos filosófico. Este caos está representado por Sileno, Nereo, Hilas, Arquelao, Neoptolemo, Venus hermafrodita, el pez Skimoys, el León de Nemea, la Tabla de Esmeralda, el Duenech verde, el León Verde, etc.
Concordancia Mito-Físico-Cábalo-Hermética,
Saint Baque de Bufor


Es el más precioso don de la naturaleza y un compendio de la quinta esencia celeste.
Incluso el uno forma parte de los números y de las letras, mientras que el acento los anima secretamente, sin estar ligado ni sometido a ninguno.
El quinto es el que está antes que el primero. Es el que se mueve y que mueve invisible y visiblemente.
El Mensaje Reencontrado XXXI: 45-45’

Pero alabaron particularmente esta piedra porque el espíritu y la potencia ocultas en ella son el espíritu de la quintaesencia que está bajo el círculo de la luna: o mejor, que sostiene el cielo y da movimiento al mar. Además es, entre todos los espíritus celestes, el espíritu elegido, el espíritu más móvil, el más noble, el más puro, al que todos los demás obedecen como a un rey. Otorga a los hombres salud y prosperidad, cura todas las enfermedades, prodiga honores temporales y muy larga vida a los piadosos, pero condena a los malvados que abusan de él con una pena eterna.
El Acuario de los Sabios o la Piedra acuosa de la Sabiduría,
Johann Ambrosius Siebmacher(?)
La reunión de los cuatro elementos forma la quinta esencia, raíz de la luna y el sol.
El Mensaje Reencontrado II: 72’

[…] pues jamás se tendría éxito al hacer la obra si no se empleara la ayuda de Vulcano o fuego filosófico. En consecuencia algunos poetas han figurado que Palas se resistió vigorosamente a Vulcano, que quería violentarla, y al caer la simiente de éste en tierra, nació un monstruo que fue llamado Erictonio, que tenía figura humana desde la cabeza hasta la cintura y de dragón en toda la parte inferior. Este Erictonio es el resultado de las operaciones de los artistas ignorantes que ponen mano a la obra sin saber los principios y quieren trabajar a pesar de Minerva. Sólo producen monstruos, incluso con la ayuda de Vulcano.
Por otra parte, se ha denominado Hefaistos la potestad del fuego y el ídolo que se ha hecho de él es antropomórfico; se le ha atribuido un gorro azul oscuro para simbolizar la bóveda celeste, allí donde se encuentra lo principal y lo más puro del fuego. Pero el fuego que desciende del cielo a la tierra es más lánguido y necesita un sostén y un soporte material (ules). Esta es la razón por la cual Hefaistos cojea, ya que necesita la materia como apoyo.
De las imágenes de los dioses, Porfirio

La naturaleza proporciona el alimento y es el fuego interior quien lo digiere y lo transmuta. Quien pretende hacerlo mejor no es más que un presuntuoso ignorante.
El hombre se convierte en su propio instructor, su propio juez y su propio salvador cuando penetra hasta el centro secreto de su corazón.
El Mensaje Reencontrado IX: 55-55'

Nada ha sido creado como última materia, en su estado final. Todo se crea primero en su prima materia, su materia inicial; sobre la que viene Vulcano [es decir, el fuego], que a través del arte de la alquimia lo transforma en su materia final... Porque alquimia significa: llevar a su fin algo que no está acabado, obtener el plomo del metal y elaborarlo para aquello a lo que está destinado... Reconoced pues que alquimia no es otra cosa que el arte de convertir lo impuro en puro por medio del fuego... ella puede separar lo inútil de lo útil y llevarlo a su materia final y a su esencia final».
Textos esenciales, Paracelso

Hemos dicho que cuando el color gris o el Júpiter filosófico aparece, las partes volátiles de la materia disuelta se subliman, suben abundantemente a lo alto del vaso en forma de vapor, donde se condensan como en la química vulgar, y tras haber circulado recaen sobre esta tierra gris que sobrenada en el agua mercurial.
La única perfección es ascenso, descenso y reposo.
El Mensaje Reencontrado XI: 54'

El anciano es el primer príncipe revelado por el Arte de Hermes. Porque el AZUFRE, la SAL y el MERCURIO, el bajo y el alto, el astro del SOL abundante en colores, el fuego, el aire la tierra, engendrados por la generación de DIANA y de APOLO, el fuego masculino, y el aire femenino significan la tierra y el agua, de pesos pesado y ligero, estable, constante y fugitivo, despojado del vestido terrestre, y desnudo, cuécele encerrado en un cálido baño.
Cuécele en el calor de los vapores noche y día hasta que aparezca la ESTRELLA, alrededor de la cual correrán otras siete por la esfera, y se sofocarán por el agua.
Azoth o el medio de hacer el Oro escondido
de los Filósofos, Basilio Valentín
Reducid todo eso en Agua fluyente, prosiguió María, y purificad sobre el Cuerpo fijo este Agua verdaderamente divina, sacada de los dos Azufres; y haced que ésta composición se vuelva líquida, por el secreto de las Naturalezas, en el Vaso de Filosofía. […]
Conservad el humo, prosiguió María, y no dejéis escapar nada de él, y haced vuestro fuego en proporción al calor del Sol en los meses de Junio y de Julio; manteneos junto a vuestro Vaso y veréis en él cosas que os sorprenderán. Pues en menos de tres horas vuestra Materia se volverá negra, blanca y anaranjada; y el humo penetrará el Cuerpo, y el Espíritu será fijado. El todo se hará a continuación como leche, que se hará incerante, fundente y penetrante. Y éste es el Secreto escondido.
Diálogo de María y de Aros sobre
el Magisterio de Hermes, María la Judía
Este rocío que circula en el vaso filosófico demuestra los agradables colores del Iris a través de las diferentes refracciones de la luz sobre las nubes vaporosas que se elevan de la tierra. El ojo y los sentidos se sobrecogen de admiración con estos fenómenos.
Preceptos e instrucciones del padre Abraham a su hijo

La volatilización que se hace de la parte fija o aurífica ¿podría ser señalada más precisamente que por el águila que rapta a Ganímedes para que sirva como copero a Júpiter? Pues debe recordarse que esta volatilización llega durante el tiempo que reina el color gris. Estas partes volatilizadas y auríficas, que recaen en rocío o lluvia dorada sobre la tierra, o crema gris que sobrenada, están bien expresadas mediante el néctar y la ambrosía que Ganímedes vertió a Júpiter. Puesto que el agua mercurial volátil es de la misma naturaleza que el oro filosófico volatilizado, y en consecuencia son inmortales, así como el oro es incorruptible.
El oro es
triple en
su esencia
celeste
elemental
metálico
disuelto
fluido
corporal

El Cielo de los Filósofos, Paracelso
(en el artículo de Emmanuel d’Hooghvorst:
Reflexiones sobre el Oro de los alquimistas)


Sube de la Tierra al Cielo, y de nuevo desciende a la Tierra, para recibir la fuerza de las cosas superiores e inferiores.
Tabla de Esmeralda, Hermes Trismegisto

También os digo que hay que encontrar una cosa que está oculta, de la que por un maravilloso artificio se extrae de la humedad, que sin violencia y sin ruido disuelve y licua el hielo. Si habéis encontrado esto, tenéis la cosa de la que el Oro ha sido producido por la Naturaleza. Y aunque los metales y todas las cosas del mundo tienen su origen en ésta, no hay nada, sin embargo, que le sean tan afín como el Oro; pues en todas las otras cosas hay alguna impureza; en el oro, al contrario, no hay ninguna, por lo que es como la madre del Oro.
Nueva Luz Química, El Cosmopolita

Finalmente si se dice que Vulcano era cojo, es porque el fuego, del cual es el símbolo, no es suficiente solo.
Has de saber que el fuego y el azoth te bastan; es decir, la primera materia preparada según se ha dicho y el fuego.
Los Cinco Libros o La Llave del
Secreto de los Secretos, Nicolás Valois
El hombre solo o la mujer sola no hacen nada, pero ambos reunidos multiplican según la orden de Dios, y los hijos son la imagen visible en el mundo de la imagen escondida en los padres.
El Mensaje Reencontrado XXXIX: 5

Pero al igual que el hombre y la mujer no pueden engendrar sino por medio de sus simientes, del mismo modo nuestro macho, que es el Sol, y nuestra hembra, que es la Luna, jamás concebirán sin la simiente o esperma tanto de uno como del otro; de ahí que los Filósofos concluyan que hay que añadir, necesariamente, a esos dos un tercer ser animado, a saber, la simiente del macho y de la hembra químicos, simiente sin la cual la obra es absolutamente inútil y nula.
El Reino de Saturno, transformado en
Siglo de Oro o el Magisterio de los Sabios, Huginus a Barma
Pág. 4/8 Inicio Pág. 6/8