Versículo al azar

El Mensaje Reencontrado

Libro XXVIII

NI REVÉTUEEL BARRO

27. Si nos preguntan qué es el Libro, respondamos: una piedra sobre la cual se apoyan firmemente los creyentes y un manantial del cual extraen agua sin cesar.

27'. 36 opiniones conocidas simultáneamente.
36 oficios aprendidos de una vez.
36 cosas hechas al mismo tiempo.
36 luces vistas de repente.
36 deseos realizados en uno solo.
36 religiones reunidas en una fe.

Seguir por email

Entrada destacada

Tao Te King - 20

XX Cuando se abandona lo aprendido, desaparecen las contrariedades. ¿Qué diferencia hay entre «¡eh!» y «¡oh!» ¿Qué distinción puede hac...

Páginas vistas

15 junio 2011

Alfonso X patrocinó, supervisó y a menudo participó con su propia escritura y en colaboración con un conjunto de intelectuales latinos, hebreos e islámicos conocido como Escuela de Traductores de Toledo, en la composición de una ingente obra literaria que inicia en buena medida la prosa en castellano.

En 1935, se le reconoce como astrónomo nombrándole en su honor el cráter lunar «Alphonsus».

Tratado del Tesoro, llamado por su difícil inteligencia El Candado, que escribió, en el año 1272, el Rey don Alfonso el Sabio. (Códice de Sevilla)












 
1. Llegada la fama a mis oidos,
que en tierra de Egipto un sabio vivía
con tanto saber que facer podía
presentes los casos que no eran venidos.
Los astros juzgaran, ca estos movidos
por disposición del cielo, fallaba
los casos que el tiempo futuro ocultaba,
bien fuesen presentes antes entendidos.

2. Codicia del sábio movió mi aficion,
mi pluma, mi lengua, y con humildad
postrada la alma de mi Magestad
que tanto poder tiene una pasion.
Con ruegos le hice la mi peticion,
y le mandé por mis mensajeros
haveres, facienda, y muchos dineros
allí le ofrecí con sana intencion.

3. Repúsome el sabio con gran cortesía:
maguer vos, Señor, seais un gran Rey,
no paro mientes en aquesta Ley
de oro nin plata nin su gran valía.
Serviros, Señor, en gracia tenía,
ca non busco aquello que a mi me sobró
e vuestros averes vos fagan la por
que vuestro siervo Mais vos querría.

4. De las mis naves mandé lo mejor,
e llegada al puerto de Alexandría,
el físico astrólogo en ella salía,
e a mi fue llegado cortés con amor:
en los movimientos que face la sphera,
siempre le tuve en grande manera,
ca siempre a lo sabios se debe el onor.

5. La piedra que llaman filosofal
sabía facer e me la enseño,
fecimosla juntos, despues solo yo,
con que muchas veces creció mi caudal:
e bien que se puede facer esta tal
de otras materias, más siempre una cosa,
yo vos propongo la menos penosa
más escelente e mas principal.

6. Tuve suso desta estudios de gente
de varias naciones, mas non ca en tal caso
delos Caldeos hiciese yo caso,
nin de los Arabes, nacion diligente.
Egipcios, Siriacos, e los del Oriente
quel Indico habitan e los Arracenos,
ficieron mi obra e versos tan buenos
que honran las partes del nuestro Occidente.

7. El tiempo presente, ni era conocido
de crédito sano e de buena verdad
para que vos en la posteridad
non vos parezca que en algo he mentido:
lo que yo quiero es non sea perdido
la gran valía deste magisterio,
mas non quiero dar un tan grande imperio
a ome quen letras non sea sabido.

8. Por ende fingime la Sphinge Thebana
e yuso de cifras propuse verdades:
maguer sea escura por ella sepades
ca las sus palabras no son cosa vana:
si aveis entendido esta grande arcana,
non lo pongais en conversación,
guardaldo en la cifra de aquesta impresión,
si vos entendeis como esto se esplana.

9. Mi alma presume e lo pronostica,
segun que los astros falla en tal sazón,
ca aquel a quien diere el cielo este don,
a ser como Rey el cielo lo aplica:
empero seyendo de cosa non chica
aqueste tesoro, ahora de tener,
ca seyendo a demas de gran menester
mas que fue Midas a tal será rica.

10. Finida esta obra por nuestro horizonte,
subía la imagen de Deucalion,
al qual dominante por aplicación
cataba el Señor del décimo monte:
este promete corona e la fronte,
o gran principado por sus cafamientos,
o dar el tesoro a los nacimientos
ca aquesta figura en algo les monte.

11. Si sois de mi patria o mi parentela
consejo vos quiero dar no pequeño,
ca si del tesoro vos fueredes dueño,
lo deis todo a aquel que a vos lo revela:
con esto eredes señor de esta tela
si la dais a quien aquesto es poquito
ca bien tiene otro tesoro infinito
eterno e librado de toda procela.


LAPIS PHILOSOPHORUM

DEL TESORO
LIBRO II

La obra pasada del Lapis muy pura,
a tan infinita es en multiplicar
ca nunca se arredra de dar e mas dar:
es a semejanza de la levadura;
mas si vos queredes de otra fechura
los quatro elementos ver apartados,
catada como sigue en versos trovados,
ca es de facer mas breve e segura.

..................
12. Esta mageria del Lapis llamada
de diversos nombres por hombres prudentes,
ya questo fue causa que los no sapientes
cuidaron ser cosa en cosas hallada,
y la su materia a tanto igualada
es humedo y seco; ca no quiere dar
lo uno sin lo otro, ca en singular
contiene dos cosas de una vegada.

13. Supremo es el grado del seco que tiene
el humedo en grado supremo se halla,
el calido y frio en esta batalla
en grado supremo también se contiene:
de aquesta igualdad el nombre le viene
y cada qual destas y su calidad,
que el humedo junto con la sequedad
cada cual de estos una contiene.

14. El nuestro Hermes dice que es Cielo
y tierra y mar, otros que es hombre y muger:
de tal matrimonio se suelen hacer,
otras enigmas, ca sirven del elo:
la gloria e infierno mostrada en el suelo
la llaman algunos de agua y de tierra,
otros el frio que el calido encierra;
tanto los sabios varian el zelo.

15. Al antiguo Caos a mi parecer
de quatro elementos conglutinados
aqueste compuesto es asemejado,
quando discurro se viene a facer:
el Cielo y la tierra por si viene a ser;
una quinta esencia es en grado todo,
mas esta materia tiene en si tal modo
que todas las cosas viene a comprehender.

16. En esta materia se hallan unidos
los quatro elementos en partes iguales,
ca, si unos caminan, los otros son tales
que aquestos de aquellos van siempre seguidos,.
y tanto se igualan con sus parecidos
en qual vegetal, animal o minero
podeis hallar cosa mejor, como espero
que a vos será nota, como a los sabidos.

17. Tomad el mercurio así como sale
de minas de tierra com mucha limpieza
pasadlo por cuero por la su maleza,
porque mas limpieza que questa no cabe:
haced que su peso a tanto se iguale
con onzas doce al dicho compuesto,
en vaso de vidrio despues sea puesto
con otra materia, ca otra no vale.

18. Y por queste vaso coviene que tenga
espherica forma y larga garganta,
la anchura catad que venga a ser tanta
que dentro de una gran puño cerrado contenga;
la su garganta maguer sea luenga
no pase de un palmo de la vuestra mano
para que el sigilo del Egipciano
calle su boca, cual mas le convenga.

19. Y en vaso de tierra poned desta cosa
adonde cenizas circulen el vaso
hasta la garganta, y no sea escaso
en las apretar con mano preciosa;
y luego con mano muy artificiosa
un horno de barro le fabricareis,
tan ancho en redondo, ca un brazo pondremos
de grueso y medida la mas anchirosa.

20. En olla pondreis, no en el fondo de aqueste,
mas solo en su canto esté perpendida
sobre dos hierros, ca la su meida hagan diámetro en cruz medio de este;
porque el calor en todo le preste,
y luego la olla poned de carbones
en fuego tan manso que las sus pasiones
no empeza la mano, maguer que la evite.

21. El vaso del fuego así sea arredrado
que un pie puede aver, de yuso asta suso;
esté bien cerrado el horno y recluso
y el manso calor le haga buen grado:
el nuestro sentido no sea turbado,
empieza por este fuego primero;
ca, si lo hazeis igual al postrero,
y habreis echo un pecho de hombre alentado:

22. Aurá dos vegadas pasada la Luna
por los animales, ca facen el mes
al Sol, acatando el grado, ca es
llamado Sextil, sin duda ninguna
...................
fara la su Maestra, e vos con cuidado
sabreis que lo humedo ya le es menguado;
aquesta materia tan sola que es una.

23. Tal cual el tiempo en la mina hace
del Sol ayudado, y de otros influxos
quando despide a la tierra su influxo
y el humedo exala, ca en sus venas yace,
en tanto de aqueste ella se desplace,
ca en sulphur convierte la parte que fue
concluido antes, qual todo se vé
como a la Madre natural le place.

24. Aquesta es la parte que llamaron tierra
o sulphur muger, lo calido es seco,
porque quando hizo su primero trueco
la parte faltó, ca el humedo encierra:
el qual la materia, a quien hizo guerra
la ausencia que Ulises hizo de su Itaca:
tal esta viuda esferica y flaca
aguarda el marido que se le destierra.

25. Ponedle otro peso igual al primero
de timido azogue de minas muy puro;
con esta mistura obrad muy seguro
en vaso de mano de buen vidriero;
porque el primer vaso como el postrero
avrá de ser uno o su semejante,
mas si lo podeis pasar adelante
el vientre primero es mas verdadero.

26. Faced en tal guisa la obra siguiente,
ca la cimenteis al fuego de antes,
porque es a saber ca es mucho bastante
ca, si no le deis el fuego creciente;
mas antes haced que no sea ardiente
y vayan pasando noches y dias,
ca, si vos facedes aquestas porfias
ellas os darán señal excelente.

27. E veredes la obra en suma negrura
trocando aquel ser de como nació,
ca no sería ya la cosa que obró
en sus entrañas la Madre natura;
e la que antes era tan líquida e pura
en la semejanza será de la tinta;
tanto será la forma distinta
de aquel ser primero de aquesta criatura.

28. No viste la casa ca fizo la seda
por si el gusanillo a donde murió,
allí su cadaver por muerto fincó
en casa, ca fizo en donde se enreda:
ca a la corrupcion en esta non veda
en se refugir en forma distinta
de la su primera, pues nace y la pinta
uy vive con alas en forma mas feda.

29. Así nuestra obra comienza a vivir
de espiritu nuevo en nueva sustancia,
donde dispone la perseverancia
de cuerpo a quien sangra le vino a servir:
non consintedes os vuelvo a decir,
ca mayor fuego la faga combusta
ca así la fará colerica, adusta
y al cuerpo la sangre vendrá a destruir.

30. En donde vereis el mas excelente
secreto de aqueste que es obra divina;
maguer que al olfato parezca a retina
supuesto que olor muy malo se siente,
señal es llegando a aqueste accidente
el punto mas grave de aquesta lavor;
y así sustentad el mismo calor
en su primer grado permaneciente.

31. Despues de pasado el primer color
vereis otros muchos en sus diferencias
ca, son semejantes en sus dependencias
al arco de Iris en su resplandor:
con la sequedad del liquido humor
viene a ser esto de varia pintura
hasta llegar a suma blancura,
adonde aumentad un poco el calor.

32. Non vos fatigue, amigo, la obra
ni se desatine la vuestra paciencia;
ca, este es el vinculo de vuestra herencia
quando a la piedra lo blanco le sobra:
ca la fixacion entonces se obra
y no puede ser jamas desunida
e aunque por fuego fuere ella encendida,
pues su fixacion entonces se cobra.

33. Creced, como os digo, el fuego en un grado
hasta llegar a tanta blancura
que se asemeje a la nieve muy pura
la qual Elixir de plata es llamado:
mas por ser el Sol metal mas preciado,
dexadlo en el vaso con el mismo fuego
fasta la piedra venir a ser luego
en color cetrino el blanco mudado.

34. Ende creced el fuego otro grado
hasta llegar al roxo muy puro,
en todo uniforme mostrandoos seguro
el cuerpo en lo alto del vaso elevado:
sera duro y leve según he notado
diaphano y claro color de Rubi
....................
porque el gran Dios de mi sea alabado.

35. En vaso de barro aquesta metedla
que tenga cubierta de oro cual él, como cazuela, y de este y de aquel
ca junta con lienzo, y con barro asida
en que tres vegadas pueda ser metida
por el cuerpo la piedra para su grandor
y al reverbero del fuego y calor
de llamas de leña hareis sea cocida.

36. Aquí pues la piedra se hará calcina
dentro de diez paralelos del Sol
y al fin sacadla de aqueste crisol,
será hecho polvo la gran Medicina;
primera materia que a todo se inclina,
do no ay calidad por ser quinta esencia,
ca todo se aplica y tiene potencia
para toda cosa a que se encamina.

37. En este principio de naturaleza
no es oro, ni plata, ni otro mineral
ni forma sujeta a algun vegetal,
mas disposicion que a todo endereza:
si al oro se aplica, del toma firmeza
para convertir en oro las cosas;
si al hombre, lo mismo por obras famosas
le da suavidad con suma certeza.

38. Debaxo de este oro que es impalpable
catad que se falla un atierra luciente,
empero muy negra y resplandeciente,
mas no es para cosa que sea loable:
....................
bien que es menguado de toda fusion
e si en los metales no hace impresión
ca su sequedad es mucho admirable.

39. Mas sed vos quitado de restituir
a la sequedad el humedo, quando
por partes iguales se viena ajustando
quanto es la mageria de vuestro Elyxir:
limpio el azogue habeis de añadir
de pesos iguales, y todo en mistura
en el mismo vaso, o otros su hechura
tenudo sereis de lo recluir.

40. Y como primero hicisteis del fuego
así lo faced en este camino:
que en tiempo mas breve el negro divino
vereis y colores de su primer fuego;
y hasta llegar al roxo que luego en piedra se torna mas que el Rubí
de vista excelente cual es la que vi:
el que no lo cree sabed que va ciego.

41. Por claras palabras la verdad os digo
y como lo hice, y vi su valor
así lo faced con grande primor,
ca no es engaño pues yo soy testigo;
y al Dios de las gentes por ello bendigo
ca, como sabeis, me hizo abastado
de ciencia, y riqueza, de amor y estado,
pues de estos jamas anduve mendigo.

42. Y si vos quereis que aquesto convierta
en ciento una parte aquesto infinito
e antes que tenga fermento oscito,
seredes tenudo por cosa muy cierta:
a ciento de azogue en luna no muerta
estando caliente, ponedvos ayna
una de aquesto, será Medicina
ca sin para oro, no cierra la puerta.

43. Del Sol calcinado juntad una parte
con quatro de azogue bien puro y purgado
y a quatro de aqueste le serán juntado
una de vuestro Elixir, según arte:
en vidrio lutado ponedlo a un aparte
e encendedle de suso fuego de carbones
e diez dias, si sufre aquestas passiones,
para convertirle será grande parte.

44. Y vos si quereis hacer proyección,
poned en crisol cien partes pesadas
de azogue con brasas de fuego inflamadas,
le fagan sentir la su inflamacion;
y cuando el azogue padezca passion
y en horno comienze a quererse ir,
echadle una parte de vuestro Elyxir;
en somo ponedle de barro un tapon.

45. A poco de rato dexadlo enferiar,
será para muchos de gran Medicina
cien partes de azogue purgado domina
en oro muy puro lo hace tornar;
mas si vos quereis mas escatimar,
en plomo faredes esta operación:
que no se recela por la su impresión
a todo metal en oro tornar.

46. A todo se aplica, y en si lo convierte
en un natural bien complexionado,
la mitad de un grano de aquesto tomado
por boca le hace al hombre ser fuerte:
....................
que tanta salud no tubo ninguno,
y el tiempo que a todos es importuno
aqueste le lleva sano hasta la muerte.