Versículo al azar

El Mensaje Reencontrado

Libro XXVIII

NI REVÉTUEEL BARRO

27. Si nos preguntan qué es el Libro, respondamos: una piedra sobre la cual se apoyan firmemente los creyentes y un manantial del cual extraen agua sin cesar.

27'. 36 opiniones conocidas simultáneamente.
36 oficios aprendidos de una vez.
36 cosas hechas al mismo tiempo.
36 luces vistas de repente.
36 deseos realizados en uno solo.
36 religiones reunidas en una fe.

Seguir por email

Entrada destacada

Tao Te King - 20

XX Cuando se abandona lo aprendido, desaparecen las contrariedades. ¿Qué diferencia hay entre «¡eh!» y «¡oh!» ¿Qué distinción puede hac...

24 mayo 2011

Himno a la Virgen de Montserrat

Rosa de abril, Morena de la sierra,
de Montserrat lucero,
iluminad la catalana tierra,
guiadnos hacia el Cielo.
Madre luminosa rodeada de tinieblas [...] Mostradnos la ruta que conduce al Sol bienamado.

Las plegarias del Padre y la Madre
El mensaje reencontrado

Con sierra de oro los angelitos serraron
esas colinas para haceros un palacio;
Reina del Cielo que los Serafines bajaron,
danos abrigo en vuestro manto azul.
«Se ha dicho que el color azul se parece al mar y que el mar se parece a la línea del firmamento, y que la línea del firmamento se parece al Trono de Gloria, este color es el fundamento de la visión».

Comentario de Nahmánides sobre Números XV, 37 a 41

Alba naciente de estrellas coronada,
Ciudad de Dios que soñó David,



Casa de Dios.

Letanías de la Madre y el Hijo
El mensaje reencontrado

Si te olvidare, Jerusalén, que mi mano derecha olvide su destreza. ¡Que mi lengua de adhiera a mi paladar sino te recordare, si no he de traer a la mente a Jerusalén durante mi mayor alegría!

Salmo 137

en vuestros pies la luna pone,
El sol sus rayos os da por vestido.
VII: 48' Consideremos el agua de nuestra roca y veremos brillar las estrellas, la luna y el sol en nosotros mismos.

XIII: 52 Únicamente el Sabio no se disfraza ni por fuera ni por dentro, pues sabe que el manto de la sombra protege naturalmente la luz del Señor.

XV: 41 La luz que encubre al Señor es como la vestidura y como la sombra luminosa del Perfecto, de la que debemos ser cubiertos si somos encontrados sencillos, fieles, amantes y puros como en el último día de la creación y como en el primer tiempo de nuestra vida nueva.

El mensaje reencontrado 

De los catalanes siempre seréis Princesa,
de los españoles Estrella de Oriente,
V: 36' La estrella de la mañana nos guía hasta la luna de suavidad y hasta el sol de fuerza.

El mensaje reencontrado

sed para los buenos pilar de fortaleza,
Árbol de vida.

Letanías de la Madre y el Hijo
El mensaje reencontrado

para los pecadores puerto de salvamento.
Isla de salvación.

Letanías de la Madre y el Hijo
El mensaje reencontrado

Dad consuelo a quien la patria añora,
sin ver jamás las cimas de Montserrat;
en tierra y mar oíd a quien os implora,
devolved a Dios los corazones que lo han dejado.
IV: 28' Nadie podría llegar hasta Dios sin pasar por la santa Madre universal.

El mensaje reencontrado 

Mística Fuente del agua de la vida,
I: 65' El barro del abismo, la humildad de la tierra y el velo de la muerte.
«La piedra fundamental y el agua de la resurrección».

El mensaje reencontrado 

manad del Cielo al corazón de mi país;
I: 44 El agua que lava y da la vida es un espíritu muy sutil que viene del cielo y se fija en la tierra.

El mensaje reencontrado 

dones y virtudes dejadle por florida;
Rosa de olvido. Eva olorosa.

Letanías de la Madre y el Hijo
El mensaje reencontrado

haced, por favor, vuestro paraíso.
XII: 3 El árbol de vida está plantado en el centro del jardín del paraíso, pero el árbol del conocimiento del bien y del mal crece encabalgado sobre el muro de la cerca.

El mensaje reencontrado 

¡Dichosos ojos, Maria, los que os vean!
XV: 46 Pero ¿qué importancia tiene esto para el que tiene la visión de la promesa asombrosa del Perfecto?

XXVII: 10 Buscábamos en el cielo la piedra gloriosa de la coronación, pero el Señor nos ha hecho ver la piedra humilde del fundamento que se encontraba a nuestros pies, a fin de que la recojamos en las tinieblas de la muerte y la llevemos a la luz de la vida.

El mensaje reencontrado 

¡dichoso el corazón que se abre a vuestra luz!
XIV: 42 Cuando estemos cansados de perseguirle con nuestra razón, deberemos decidirnos a atraerlo por la locura de nuestro amor, so pena de extinguirnos para siempre en la ceniza y en el agua muertas.

El mensaje reencontrado 

Rosal del Cielo, que los serafines recorren,
a mi oración dad vuestro perfume.
V: 94 La ciencia de Dios reviste una máscara aterradora a fin de alejar a los hombres pusilánimes.
Bajo el hedor de la muerte se oculta el perfume de la rosa.

El mensaje reencontrado 

Cedro gentil, del Líbano corona,
Árbol de incienso, Palmera de Sión,
Incienso incombustible.

Letanías de la Madre y el Hijo
El mensaje reencontrado

«El dios de los "millones de años" se pinta de azul (en los textos ilustrados) y todo su cuerpo está grabado con el signo del agua; de Nun. Es un dios-agua que lleva en su mano una rama de palmera, símbolo de la renovación»

Libro de los Muertos según S. Mayassis

el fruto sagrado que vuestro amor nos da
es Jesucristo, el Redentor del mundo.
«(El Árbol de la Vida) exhala un olor superior a cualquier perfume, y sus hojas, sus flores y su madera no se secan jamás; su fruto es hermoso y se parece a los racimos de la palmera».

El Libro de Henoch

Soy todo lo que ha sido, todo lo que es y todo lo que será, y jamás ningún mortal ha levantado mi velo.
El fruto que he engendrado ha sido el Sol.

Inscripción en el frontón del templo de Atenea, en Sais

II: 60' El agua sale de la tierra y vuelve a la tierra hasta que se abre la flor blanca y hasta la maduración del fruto púrpura.

El mensaje reencontrado 

Con vuestro nombre empieza nuestra historia
y es Montserrat nuestro Sinaí:
II: 73' Bajo la bestia, el Dios secreto, y en el barro, la perla oculta.

El mensaje reencontrado 

siendo para todos la escalera de la gloria
XVIII: 48 Subamos por la escalera del amor y del conocimiento sin vanas discusiones sobre la manera de empuñar los barrotes y sin vanos lamentos por lo que dejamos abajo.

El mensaje reencontrado 

esos peñones cubiertos de romero.
Rosa de abril, Morena de la sierra,
Soy negra pero bella, hijas de Jerusalén, como las tiendas de Cedar, como los pabellones de Salomón.
No os fijéis en mi negra tez, es el sol que me ha quemado.

Cantar de los Cantares

de Montserrat lucero:
iluminad la catalana tierra,
guiadnos hacia el Cielo."
Faro de los extraviados.

Letanías de la Madre y el Hijo
El mensaje reencontrado