Seguir por email

Entrada destacada

El Libro está dedicado al mejor de los pueblos

Versículos de El Mensaje Reencontrado A Dios no le interesa mucho nuestra situación en este mundo. Considera, más bien, el estado de...

Versículo al azar

El Mensaje Reencontrado

Libro XXVIII

NI REVÉTUEEL BARRO

27. Si nos preguntan qué es el Libro, respondamos: una piedra sobre la cual se apoyan firmemente los creyentes y un manantial del cual extraen agua sin cesar.

27'. 36 opiniones conocidas simultáneamente.
36 oficios aprendidos de una vez.
36 cosas hechas al mismo tiempo.
36 luces vistas de repente.
36 deseos realizados en uno solo.
36 religiones reunidas en una fe.
13 febrero 2015

Louis Cattiaux

Ya que tienes la posibilidad de tocar la realidad viva de la tierra y de ver la del cielo, que es aún más animada, ¿por qué vas a imaginarte lo que ya está ante tus ojos? Considera el sol y pregúntate ante esta prodigiosa realidad viva si los antiguos cristianos no tenían razón al rezar a Nuestro Señor el sol, cuya imagen terrestre y celeste es Nuestro Señor Jesucristo. ¿Nunca has pensado en los adoradores del fuego celeste, ni tampoco en dar las gracias al sol generoso y vivo? Este sol dispensador de vida y de muerte como el Altísimo, de quien es la imagen en realidad, al igual que el Hijo es parecido al Padre, y ya que te preguntas quién es verdaderamente Cristo, mira al sol y comprenderás lo que los libros de teología han abstraído en vano de la vida.

También creo que es más prudente abstenerse de polemizar y de definir aquello que no hemos visto, tocado, sentido ni saboreado verdaderamente.

Me importan muy poco las historias de locos, ciegos y sordos, que es lo que son los eruditos discutidores de quienes me hablas. ¿Qué? ¿Te conformas con estas miserables disputas de fariseos, casuistas, razonadores, inteligentes y pedantes diplomados? ¿Verdaderamente esto te divierte? ¿No prefieres tener la vida en tus manos en lugar de correr tras el viento?

¡Que se vayan al cuerno todos los abstractores de quintaesencia! ¿Qué te han dado? ¿Se habrán salvado a sí mismos para tener la pretensión de salvarte a ti? ¿Han comido el sol y la vida del sol? Ya no eres un niño como para distraerte con sus sutiles y delirantes palabras. El tiempo apremia y tienes que buscar adentro y esperar la apertura.

Toma, te doy la llave completa en estas pocas palabras del mayor doctor del cristianismo, que ha hablado de ello más claramente que el mismo Jesucristo: "Pues si la mujer ha sido extraída del hombre, el hombre también nace de la mujer y todo viene de Dios". Es sencillo y todo está ahí, al igual que en la Tabla esmeralda. ¡Y más todavía!

Los yoguis, los santos, no son nuestra finalidad; nuestra finalidad es la sabiduría y el conocimiento del amor y su posesión aquí abajo, su manducación y nuestra transfiguración, ¿entiendes? Todo lo demás es vano, nulo, sin cuerpo y sin alma.

Cuando hayas comprendido quién es Jesucristo, ya no tendrás ganas de discutir acerca de él ni de definirlo, e incluso esta misma idea te hará morir de risa. Sí, rayo y germen se aplican perfectamente a Jesucristo y al Verbo Eterno, representado, de hecho, por el sol, dispensador de vida. La prima materia, la Virgen, recibe, desarrolla y nos proporciona por fin al "Emmanuel".

En cuanto al cristianismo, veo con desconsuelo a todo el mundo... hacer de ello una cuestión de prestigio como el comunismo, sin saber exactamente de qué se trata y, sobre todo, esa voluntad de humanizar a Dios en lugar de divinizar al hombre me parece pasional y poco conforme con la enseñanza de Jesucristo.

Olvidas que él nos enseña la vía y que nos corresponde resucitar de nuestras tumbas al igual que él, en lugar de discutir sin fin acerca de su persona; además, la mayoría de los que discuten no lo conocen, y menos todavía saben de quién se trata en realidad.

El hecho es que el más ignorante de los labradores sabe más de ello que el Papa y todos los teólogos juntos, si piensa un minuto en el misterio de la germinación y en el del influjo solar.

He aquí el momento en que el sol desempeñará su papel y te pido de nuevo que consideres su misterio y que lo honres como se merece. Ciertamente, con ello recibirás una gran bendición y una gran apertura. ¡Qué hostia! ¡Qué banquete! ¡Para quien comulga en él!

La teofagia que te intriga es la de la misma Iglesia Católica, pero considerada bajo las especies reales y asociadas al Uno vivo, visible, sustancial, adorable, total.

Fuente: Florilegio Epistolar