Versículo al azar

El Mensaje Reencontrado

Libro XXVIII

NI REVÉTUEEL BARRO

27. Si nos preguntan qué es el Libro, respondamos: una piedra sobre la cual se apoyan firmemente los creyentes y un manantial del cual extraen agua sin cesar.

27'. 36 opiniones conocidas simultáneamente.
36 oficios aprendidos de una vez.
36 cosas hechas al mismo tiempo.
36 luces vistas de repente.
36 deseos realizados en uno solo.
36 religiones reunidas en una fe.

Seguir por email

Entrada destacada

Tao Te King - 20

XX Cuando se abandona lo aprendido, desaparecen las contrariedades. ¿Qué diferencia hay entre «¡eh!» y «¡oh!» ¿Qué distinción puede hac...

Páginas vistas

10 octubre 2014
El libro conocido como Viaje al Oeste trata sobre el camino universal que ha sido comunicado verbalmente de un sabio a otro y verificado de una mente a otra. Ch’ang-chun, el iniciador del círculo del Viaje al Oeste, se atrevió a decir lo que los antiguos no se atrevieron a decir, revelando el mecanismo celestial.

Por tanto, el libro trata sobre lo que es más importante. Dondequiera que esté el libro, existen espíritus celestiales que lo protegen. Si vas al leerlo, deberías lavarte las manos, encender incienso y leerlo con un sincero respeto. Cuando te sientas cansado, cierra el libro y déjalo en un lugar seguro. No seas descuidado.
Sólo los que saben esto están preparados para leer el Viaje al Oeste.

La utilización de las palabras Viaje al Oeste es bastante similar a los artilugios Zen; los aspectos a destacar están todos fuera de las palabras. A veces se ocultan en dichos populares ordinarios, a veces se representan en montañas, ríos o personajes. A veces lo verdadero y lo falso se distinguen por la risa o el chiste; a veces lo real y lo artificial se diferencian por una sola palabra o letra. A veces lo artificial se utiliza para hacer surgir lo real, a veces la historia sigue lo real para deshacerse de lo falso. Existen un millar de cambios, innumerables transformaciones, todos imprevisibles, enormemente difíciles de desentrañar. Las personas que estudien este libro necesitarán mirar muy profundamente en su sutileza, y no simplemente “intentar eliminar el picor rascándose por encima del zapato” en el nivel literario.
Sólo aquellos que saben esto están preparados para leer el Viaje al Oeste.

El Viaje al Oeste es un libro de inmortales espirituales, no un libro de intelectuales. Los libros de los intelectuales hablan de los caminos del mundo, con apariencia real pero en verdad falsos; los libros de los inmortales espirituales hablan del Camino celestial, con apariencia falsa pero en verdad real. Los libros de los intelectuales valoran el embellecimiento literario sin dar gran importancia a sus explicaciones; los libros de los inmortales espirituales valoran la simplicidad verbal, utilizando explicaciones significativas pero sencillas de los profundos principios.
Sólo los que saben esto están preparados para leer el Viaje al Oeste.

El Viaje al Oeste está impregnado del principio de la unidad del budismo, el confucionismo y el taoísmo. En términos budistas, corresponde a las escrituras sagradas del Tallador de Diamantes y al Loto de la Verdad; en términos confucianos, corresponde a los diagramas del “Río” y de “Lo” y al I Ching; en términos taoístas, corresponde a la Unidad Triple y a La Comprensión de la Realidad.

El Viaje al Oeste utiliza el tema del viaje a la India para obtener las escrituras sagradas budistas como un medio de elucidar los secretos del Tallador de Diamantes y del Loto de la Verdad. Utiliza el tema de la alquimia para descubrir los misterios de la Unidad Triple y de la Comprensión de la Realidad. Utiliza al monje chino y a sus compañeros para exponer los significados de los diagramas del “Río” y de “He aquí” y del I Ching.
Sólo aquellos que saben esto están preparados para leer el Viaje al Oeste.

En el Viaje al Oeste, cada tema tiene su sentido, cada capítulo tiene su sentido, cada frase tiene su sentido, cada palabra tiene su sentido. Las personas auténticas no hablan ni escriben sin un propósito. El lector debe prestar atención a cada línea, a cada frase, no dejar pasar a la ligera ni una sola palabra.
Sólo los que saben esto están preparados para leer el Viaje al Oeste.

El Viaje al Oeste explica detalladamente tanto las realidades sociales como las realidades últimas; explica los tiempos de la naturaleza y los asuntos de la humanidad. En lo que se refiere a los métodos para aprender el Tao, al cultivo de uno mismo y al trato con la sociedad, el Viaje al Oeste explica todos estos temas. Este es el libro taoísta más extraordinario de todos los tiempos.
Sólo los que saben esto están preparados para leer el Viaje al Oeste.

En el Viaje al Oeste ha de encontrarse el método para dar la vuelta a la vida y la muerte, el camino para hacerse cargo de la Creación, el cual en el estado primordial es obedecido incluso por la naturaleza, mientras que en las manifestaciones temporales sirve al ritmo de la naturaleza. Esto no es ningún tipo de fijación mental, ni es aquietamiento. Los que aprenden esto no deberían quedarse fijos en la mente ingobernable ni en el cuerpo físico; deberían descubrir la inefable verdad auténtica a partir de donde no existe la forma ni la imagen. Sólo entonces podrán evitar derrochar esfuerzos.
Sólo los que saben esto están preparados para leer el Viaje al Oeste.

El Gran Tao o el Gran Camino del Viaje al Oeste es el aprendizaje de la espaciosa no materialización primordial, no es un arte artificial, adquirido y formal. En primer lugar deja a un lado el interés por las artes ocultas, y después estudia para descubrir qué es realmente la verdad.
Sólo los que saben esto están preparados para leer el Viaje al Oeste.

Los temas principales del Viaje al Oeste pueden ocupar uno o dos capítulos, tres o cuatro capítulos, incluso cinco o seis capítulos. La idea principal de lo que se dice está en los versos que encabezan cada tema, presentados claramente en un poema. Si la idea principal te pasa desapercibida, será como si no existiera cabeza, como si no existiera cerebro; no sólo serán difíciles de comprender los significados sutiles, incluso las palabras resultarán difíciles de leer. El lector debe discernir claramente el contexto, el hilo de la historia, el carácter de lo que se dice, y después leer nuevamente lo que sigue, de manera que puedan entender su lugar adecuado.
Sólo los que saben esto están preparados para leer el Viaje al Oeste.


Liu I-ming

Liu I-ming (1734-1821) fue uno de los principales representantes de la Alquimia Interior taoísta, o Neidan. Fue uno de los 11 maestros en la generación de la rama del norte del linaje Longmen (Puerta del Dragón), y escribió un gran número de obras que presentan sus enseñanzas sobre el taoísmo y Neidan.